Crisis peruana: a 60 se eleva ya número de muertos por las manifestaciones

El último fallecido, de 62 años, vivía en la sureña región de Puno, pero la cifra podría seguir aumentando, porque a los centros hospitalarios llegaron otros manifestantes con graves heridas de bala.

Por EL ÁGORA / Foto: EFE

La crisis peruana sigue escalando. Los muertos en las manifestaciones en contra del gobierno de Dina Boluarte ya llegan a 60, según cifras oficiales.

El último fallecido fue un hombre de la sureña región de Puno. Tenía 62 años y murió cuando era conducido en ambulancia hacia el hospital regional. Se llamaba Isidro Arcata Mamani, y había resultado herido en el curso de los violentos enfrentamientos que se registran en Perú desde diciembre del año pasado, cuando se destituyó al Presidente Pedro Castillo, democráticamente elegido, para ubicar allí a Dina Boluarte como gobernante provisional.

Sin embargo, los adherentes a Castillo no tardaron mucho en reaccionar y organizarse, protestando violentamente en varias regiones del Perú. Realizaron, incluso, la denominada marcha “La Toma de Lima”, que puso en agudos aprietos a la policía y las fuerzas militares encargadas de mantener el orden.

La cifra de muertos por la represión podría seguir aumentando, toda vez que en el hospital de Ilave, en Puno, fue atendido otro hombre, de 46 años, por una herida de proyectil en su abdomen, y su pronóstico es reservado. A él se suman otras seis personas con diversas heridas y contusiones, y otros con fracturas.

Las movilizaciones en llave, Puno, se desarrollaron durante todo el día. Por la noche, los agentes de la Policía Nacional solicitaron refuerzos ante el aparente intento de los manifestantes de tomarse la comisaría de la ciudad, ubicada en la provincia sureña de El Collao, según informaron medios locales.

La ministra de Salud, Rosa Gutiérrez, señaló que durante las protestas de este viernes se atendió a 25 pacientes en diferentes hospitales del país, 13 de ellos en Lima con policontusiones que, según dijo, ya recibieron el alta médica, al igual que otros siete en Arequipa y cuatro en Puno.

Las protestas exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, la convocatoria a elecciones generales para este año y a una asamblea constituyente.

El ministro de Interior, Vicente Romero, afirmó que «existe una acción planificada y concertada» en las manifestaciones que se presentan desde hace un mes en el país, con la intención de «chantajear al gobierno».