Cristián Campos responde a querella: “Ante esta repugnante y dañina injusticia, me defenderé con todas mis fuerzas”

El actor también aprovechó de lanzar duros dardos en contra de la Fundación para la Confianza por hacer pública la acción judicial en su contra, emplazando de manera directa a José Andrés Murillo.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto: ARCHIVO

El actor Cristián Campos respondió a la querella por abuso sexual en su contra presentada por la Fundación para la Confianza. La organización lo apunta como autor de abusos en contra de Raffaella di Girolamo, hija de Claudia di Girolamo, hechos que se habrían prolongado por cerca de cuatro años, cuando ella tenía 13 años de edad.

Ante esto, el actor de “Machos” rechazó de plano las acusaciones en su contra, calificándola de “abyecta”.

“Nunca jamás en mis 67 años de vida, he sentido atracción sexual alguna hacia menores de edad. El tema me resulta degradante y repugnante. He sido un buen padre, buen tío y padrino, y he compartido, y convivido siempre con sobrinas, hijos e hijas de amigos, pololas y parientes”, puntualizó en una declaración pública.

Cristián Campos recalcó que “jamás ha existido algún asomo de duda, testimonio o suspicacia respecto a la rectitud de mi conducta con menores. Al contrario. Siempre he mantenido relaciones sanas, de confianza y cariño mutuo. Lo doloroso es que resulta muy difícil defenderse de una acusación tan abyecta como ésta”.

En esta línea, recalcó que se defenderá en tribunales de la querella en su contra por abuso sexual para que “no quede impune”.

Ante esta repugnante y dañina injusticia, me defenderé con todas mis fuerzas, no sólo por mí, sino por mi familia, mis amigos y todos quienes me han manifestado su profundo apoyo en estos momentos, de manera que esta injusticia, que tanto dolor nos ha provocado, no quede impune”, precisó.

“Considero que las redes sociales no son la plataforma adecuada para que una fundación que acoge temas tan delicados, ventile su información. Sobre todo, si el afectado no ha sido notificado judicialmente. El señor Murillo -quién conoce de cerca estos temas-, debería saber que siempre hay familias detrás, y mostrar más empatía, delicadeza y respeto”.

Junto con ello, el también director de teatro apeló al abuso sufrido por su esposa, María José Prieto, para cuestionar la labor del organismo.

He vivido en carne propia, a través de mi familia política, el dolor y el beneficio de denunciar abusos. Pero también conozco casos en que el tema se presta para llevar a cabo actos de injusticia contra hombres inocentes. La Fundación para la Confianza crea desconfianza en mi historia de vida, y de paso, revictimiza a mi mujer, quien sí vivió episodios reales de abuso”, sentenció.