Crónica del Forastero

(*) Crónicas del Forastero (por Jorge Teillier **)

(…)
En el bar del Hotel estuve esperando las campanadas que anuncian la llegada del tren.Pero los nuevos amigos hicieron llegar nuevas botellas.
Y allí estuvimos hasta el alba de los trenes de carga.

Una vez aguardando la llegada de un tren, bajo un aguacero,
me hice amigo de un pobre organillero.
El viento, el frío y la lluvia velaban con nuestra espera,
antes que subiéramos al carro de tercera.

Sí, he vuelto a los pueblos tantas veces
porque el tiempo me suele tener en su guarda.
Y siempre llego por calles barrosas a las afueras
donde los hijos de mis compañeros de curso juegan el mismo eterno partido de fútbol.

(* Escrito en 1968. Texto extraído del fragmento X).

(** Jorge Teillier, poeta nacido en Lautaro, en 1935. Falleció en 1996).