Crónicas de Sergio Ried: De India con raqueta

Vijay Armitraj, nacido en Chennai, India, junto a sus hermanos Anand y Ashok, fueron de los primeros tenistas indios en participar en torneos profesionales.

Por SERGIO RIED / Fotos: ARCHIVO

Los tres hermanos tenistas Armitraj, Vijay, Anand y Ashok, nacidos en India, de religión cristiana, estudiaron en el colegio Don Bosco y luego en el Loyola Collete de su ciudad natal.

Con su juego de saque y volea, Vijay sobresalió especialmente en canchas de césped, alcanzando dos veces los cuartos de final en Wimbledon, cayendo en cinco sets con los campeones Jimmy Connors y Ken Rosewall.

A Connors le ganó 5 de las 11 veces que se enfrentaron. Derrotó a John MacEnroe en el Masters de Cincinnati, cuando Big Mac era el número uno del mundo. En dobles, con su hermano mayor Anand, fue semifinalista en la misma Catedral, lo que le valió a Vijay tener un ranking de 16º en singles y 13º en dobles.

BOND, JAMES BOND

Tras su retiro del tenis competitivo, Vijay tuvo varias apariciones en el cine. Junto a Roger Moore en la saga de James Bond, “Octopussy”, y como capitán de una nave espacial en “Star Trek IV”, entre las más conocidas. Era invitado habitual en programas de televisión, jurado en concursos de Miss Universo y hasta hoy es dueño de una exitosa empresa multimedia, en Los Ángeles, California, donde vive junto a su esposa nativa de Sri Lanka y sus dos hijos, que ya dan sus primeros pasos en el ATP Tour.

Armitraj con Roger Moore en una de las películas sobre James Bond.

DE ESTADOS UNIDOS A CHILE

A Vijay lo conocí en 1975 en el Raymond James Tennis Classic, torneo de la WCT (World Championship Tennis) celebrado en Saint Petersburg, Florida, del que yo era el encargado del contacto con los jugadores que se hospedaban en el Sheraton Hotel del que yo era el tennis pro. Tuvimos muchas charlas y algunos peloteos durante sus entrenamientos y volvimos a encontrarnos en varios torneos del circuito.

En 1980 fue invitado al Grand Prix de Santiago en el que fue primer cabeza de serie.

En primera ronda debía enfrentar a Pedro Rebolledo en el court central del Estadio Nacional, en un partido que se suponía, por sus pergaminos, iba a ganar sin mayores problemas.

Esa misma tarde del 23 de noviembre de 1980, se celebraba la inauguración de mi tienda de tenis La Raqueta, en Los Cobres de Vitacura, y entre muchos connotados invitados, él era la máxima atracción. Todo estaba programado para que lo pasaran a recoger al hotel Sheraton, un par de horas después de su partido.

Pero las cosas no se dieron nada de bien para el invitado estrella del torneo, que inesperadamente cayó derrotado por Rebolledo 6-3 y 6-2, en una actuación realmente desastrosa e inesperada.

Vijay Armitraj y el autor de esta nota.

Mala cosa para el torneo y también para mí, ya que Vijay, apenas regresó al hotel, me llamó para decirme que iba a tratar de conseguir un vuelo esa misma noche para regresar a su casa en Los Ángeles, California. «Si no consigo pasajes, voy encantado a tu fiesta» , me dijo. Momentos más tarde, me llamó para decirme que había conseguido un vuelo para esa noche y se disculpaba por no poder acompañarme en la inauguración de mi tienda.

Al día siguiente, junto con felicitar a mi amigo Pedrito, le dije medio en broma y medio en serio que había arruinado (no precisamente con esa palabra) el torneo y de paso, también, mi fiesta. No fue muy atinado de mi parte, por lo cual tuve que darles disculpas a Rebolledo y a mis allegados que me reprocharon mi actitud.

Sorry.