Cuando se quiere se puede: nuevos soldadores se capacitan en Los Ángeles

En el curso organizado por Sence e Indec, los alumnos estudiaron cinco meses, sin faltar a las clases, y recibieron un completo set de herramientas.

Por JOSÉ MIGUEL ORTIZ / Foto: GENTILEZA

Javier llegó 20 minutos antes al auditorio de la Caja de Compensación La Araucana de Los Angeles, lugar donde fue la ceremonia de certificación. Venía con su novia, ambos impecablemente vestidos y bien perfumados. Tenía plena conciencia que el curso de soldadura recién aprobado era un primer gran paso en esta nueva etapa vital; dejando bien atrás un tropiezo que cualquiera puede tener.

Todos los capacitados tienen la misión de perfeccionarse y buscar la mejora continua, sobre lo ya aprendido.

Sus compañeros de curso también llegaron un poco antes de la hora señalada, y las bromas entre ellos eran propias de quienes crearon una complicidad al fragor de las 220 horas lectivas, es decir, fueron casi cinco meses de aprendizaje teórico y práctico, en el demandado rubro de la soldadura MIG y también de módulos transversales, donde se les enseñó a crear un plan de negocios básico.

Lo cierto es que las intervenciones de los representantes del Sence y de la otec Indec, de Coronel, con amplia experiencia al respecto, resaltaron justamente ese aspecto; las ganas y esfuerzo que pusieron todos, incluyendo a Sandra, la única mujer del grupo. Asistieron a todas las clases y por eso también recibieron un completo set de herramientas que les permitirá implementar su propio emprendimiento. Cumpliendo así con algunos objetivos de esta iniciativa, que busca mejorar y ampliar las opciones del mundo del trabajo.

Este programa de capacitación en oficios -con enfoque en el desarrollo de competencias laborales- posibilita el acceso a un trabajo dependiente o independiente de calidad, a personas vulnerables y/o en situación de riesgo, y a quienes buscan trabajo por primera vez o tienen empleos de calificación laboral básica.

Respecto al curso Técnicas de Soldadura por MIG certificado, tiene por objetivo desarrollar competencias para manejar procedimientos de soldadura de partes y piezas metálicas tales como planchas, perfiles laminados, estanques o chapas para desempeñarse en empresas: metalúrgicas y metal mecánicas y en industrias intensivas en bienes de capital, también pueden ejercer el oficio en forma independiente.

Para hacerlo deben tener en cuenta factores estéticos y de uso, cumpliendo con las normas de seguridad y cuidado del medioambiente.

Edgardo Puentes habló a nombre de los egresados: “Un cordial saludo a todos los presentes, Quiero destacar la importancia de haber realizado esta capacitación, dado que me desempeño en un área de construcciones metálicas y es importante poder mejorar mis competencias laborales con herramientas que nos permitan desarrollarnos de mejor manera, aprendiendo nuevas técnicas de soldadura, en este caso MIG, y manejo de situaciones complejas, de tal forma de poder entregar un mejor servicio, ya sea en la empresa o a nuestros clientes en nuestro emprendimiento en la comunidad”.

Y añadió: “Gracias a las clases teórico/prácticas, adquirí herramientas y competencias para poder aplicar en el desarrollo de mi vida laboral. Por último, agradecer a Sence, Indec y al programa de Becas Laborales porque de esta forma podremos mejorar nuestra calidad de vida y obtener mejores oportunidades laborales”.

La jornada terminó con la entrega de los certificados de rigor, así como con las cajas con las respectivas herramientas de trabajo. El cóctel estuvo a la altura del cariño que le pusieron a lo aprendido estos nuevos soldadores, conscientes que el esfuerzo valió la pena.