Cuba informa que el incendio en Matanzas está controlado, pero no extinguido

Las autoridades de la isla dieron este miércoles por controlado el fuego del mayor incendio industrial en la historia del país.

Foto: Miriel Santana

Las autoridades cubanas dieron este miércoles por controlado el mayor incendio industrial en la historia del país y que ha causado hasta el momento un muerto, 14 desaparecidos y más de 125 heridos.

El descomunal incendio se desató el viernes 5 pasado en la base de supertanqueros de Matanzas y las llamas han provocado el colapso de cuatro de los ocho tanques de 50 mil litros de crudo cada uno.

Durante un recorrido por la zona siniestrada, el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, afirmó que se logró controlar una primera etapa del incendio: “Hoy ha sido un día bueno realmente y tiene que ver con cosas que han ocurrido y que hemos visto, precisamente en este lugar”.

El segundo jefe del departamento nacional de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba, Alexander Ávalos Jorge, informó en rueda de prensa que el combate al incendio se encuentra en un momento más favorable. “En las últimas horas el suministro de agua ha sido más estable y se han creado diques de contención que han impedido la propagación de las llamas”, afirmó.

“Nos sentimos más tranquilos, siempre preocupados, pero más calmados. La extinción no será hoy, pero poco a poco terminaremos con él”, agregó.

No obstante, las autoridades advierten que un giro del viento puede avivar las llamas mientras quede combustible al alcance del fuego.

Por de pronto, ya han llegado 20 vuelos procedentes de México y Venezuela, con 127 especialistas en siniestros que operan de manera conjunta con las fuerzas cubanas.

De estos países se han recibido cerca de 45 mil litros de espuma retardante, así como ocho tanques de aire respirable con armadura, compresor, mangueras para el rack de aire autónomo y contenedores plásticos con accesorios.

Con la llegada de más refuerzos de la ayuda internacional y los primeros indicios de que el fuego está contenido, el gobierno cubano aseguró que mantiene comunicación frecuente con el de Estados Unidos, aunque insistió en subrayar que el país norteamericano sólo ha ofrecido “asistencia técnica”.

Mientras, una declaración del Departamento de Estado indicó que Cuba no ha solicitado formalmente la asistencia del gobierno de Estados Unidos. “Hemos tenido conversaciones generales con el gobierno de Cuba sobre este trágico desastre. Sin embargo, el gobierno de Cuba no ha solicitado formalmente la asistencia del gobierno de Estados Unidos”, señaló un alto funcionario del Departamento de Estado.

PROTECCIÓN CONTRA RAYOS

El realizador audiovisual y director de fotografía cubano Miriel Santana se encontraba en su apartamento cuando se desató el incendio. “Me asomé al balcón y salía

humareda negra de uno de los tanques, y comienzo a hacer fotos. Posteo en las redes y veo que otra gente empieza a compartirlo también. Eso fue como a las siete de la tarde, había una tormenta”, relató a la BBC.

“Dos horas después llega la primera explosión, gigantesca, una bola de fuego impresionante. Desde que vi el humo, estuve parado en el balcón. Pensábamos que la primera explosión había sido grande, muy impresionante, pero no fue ni remotamente lo que vivimos días después. Cada foto que hacía, me dolía, porque era una situación muy triste. Matanzas tiene una bahía muy bella y ver esa columna de humo levantándose me lastimaba”.

En tanto, Alexandr Gofstein, socorrista emérito de Rusia y ex jefe del centro ruso de Preparación de Rescatistas, opinó que “la expansión del fuego en Matanzas demuestra que había defectos en la estructura de la base de petróleo. Debe observarse la distancia mínima entre los reservorios y efectuarse su vallado, lo que permite prevenir el derrame del combustible”.

Añadió que “se deben acondicionar las vías de acceso para los equipos de bomberos y montar los llamados ‘tubos secos’, no llenados de agua, destinados a enfriar los tanques de producirse un incendio”.

Y, por último, que se debe “garantizar una segura protección contra los rayos”, que fueron sindicados como gatillantes del fuego.

Al concluir las labores de enfriamiento de los tanques y cuando se extinga completamente el incendio, se iniciará la búsqueda de los 14 bomberos desaparecidos en la zona del siniestro, dijeron autoridades cubanas.