Declaración de Chile Vamos sobre los 50 años omite hablar del Golpe de Estado

Además de señalar que no asistirán al acto conmemorativo en La Moneda, Renovación Nacional, Evópoli y la Unión Demócrata Independiente emplazaron al Presidente Boric a rechazar la violencia.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAUNO

Los partidos que conforman el conglomerado opositor Chile Vamos confirmaron este miércoles que no asistirán al acto conmemorativo que organiza La Moneda por los 50 años del Golpe de Estado, además de reafirmar su declaración donde emplazan al Gobierno a condenar la violencia.

“Ésta es una invitación, pero también un emplazamiento al presidente Boric. Éste es el momento para entender que el fortalecimiento de nuestra democracia implica condenar toda forma de violencia”, señaló el presidente de RN, Francisco Chahuán, quien agregó que “aquella forma de violencia que se empezó a incubar en nuestro país hacia finales de las décadas de los 60 y que terminó por enrarecer, fracturar el clima político y social que culminó el 11 de septiembre del 73, como también la violencia desatada que tuvimos hace muy poco el 18 de octubre del 2019”.

Sin embargo, Chahuán evitó referirse al hecho de que en la declaración emitida esta mañana por el conglomerado opositor en ningún párrafo incluyen el término Golpe de Estado.

En el comunicado se refieren al 11 de septiembre de 1973 como un «quiebre de la democracia», que «marcó la culminación de una profunda fractura social y política que afectó gravemente nuestra convivencia, con efectos cuya huella pesa hasta hoy en nuestras relaciones y confianzas”. Y agrega que «la vivencia que cada persona experimentó y sus severas consecuencias, nos obligan a reflexionar sobre estas cinco décadas, tomar conciencia de los aprendizajes y errores cometidos por todos los sectores, y mirar hacia el futuro».

Al respecto, la presidenta de Evópoli, Gloria Hutt, aseguró que la declaración de Chile Vamos “refleja nuestra voluntad de evitar quiebres como el que tuvimos en 1973 y refleja también la importancia que le damos a la protección de la democracia”.

“Creemos que el sufrimiento de tantas personas, las incertidumbres que afectaron a Chile durante tanto tiempo, el hecho de que la huella esté todavía presente, marcan nuestra voluntad de que una situación así nunca más se repita”, añadió.

«La inmensa mayoría de chilenos lo único que quiere es que sea 12 de septiembre para que pase esta conmemoración y volvamos a discutir de los temas que le afectan en su día a día», indicó Diego Schalper.

En su declaración, Chile Vamos envía un duro mensaje al Presidente Gabriel Boric, emplazándolo a condenar la violencia y responsabilizándolo del clima de fricción que ha producido la conmemoración.

En tanto, el presidente de la UDI, Javier Macaya, criticó el clima que a su juicio ha promovido La Moneda, “que impone una verdad unilateral, una sola visión de lo que ocurrió en los hechos históricos que llevaron al 11 de septiembre de 1973”.

Finalmente, el senador justificó la determinación de no asistir al acto en La Moneda, señalando: “Contribuir en un clima donde además se puede hacer apología a figuras que a nosotros no nos parece que merezcan homenajes como el ex Presidente Salvador Allende, son actos donde el texto que se firma es tan importante como el contexto en el que se dan las situaciones”.