“Demolición causará más daño del que se quiere evitar”, dice inmobiliaria Punta Piqueros

La dueña del hotel descartó irregularidades en la construcción y señaló que continuará con las acciones legales para evitar el derribamiento ordenado por las autoridades.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

“La obra se inició y levantó en todo momento con permisos otorgados legalmente por las autoridades locales y regionales”, aseguró la Inmobiliaria Punta Piqueros. La dueña del hotel del mismo nombre luchará legalmente para evitar que la estructura sea demolida.

La Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Valparaíso del Ministerio de Vivienda ordenó que el hotel debe ser demolido. Esto, a raíz de un fallo de la Corte Suprema (mayo de 2022), por petición de la Corporación de Defensa del Patrimonio Histórico de Valparaíso.

El hotel, ubicado a unos 800 metros al norte de la playa Cochoa, entre Reñaca y Concón, no se ajusta al plan regulador comunal y no cuenta con permiso municipal.

Lo que origina la nulidad del permiso de obras es la falta de una resolución de calificación ambiental. En otras palabras, se busca evitar contaminación del ecosistema del sector.

La inmobiliaria descartó irregularidades en la construcción. “La intervención en la zona está completamente superada y la biota marina y el entorno están íntegramente restaurados”, afirma la inmobiliaria.

A través de un comunicado, la empresa advirtió que están “evaluando la posibilidad de hacer uso del derecho a reclamación en el plazo de 10 días que nos otorga la propia resolución”. Y aseguraron que “como está demostrado, una demolición total causará más daño del que se pretende evitar”.

El hotel, de unos 18 mil metros cuadrados, jamás fue terminado ni ocupado, y la inmobiliaria pertenece a las familias Said, Urenda, Eluchans y Bolocco.

La construcción se emplaza en el área protegida del Santuario de Naturaleza Roca Oceánica. Gracias a la organización Duna Viva, el 29 de marzo de 2021 la Corte Suprema declara ilegal las obras, pues no fueron objeto de calificación ambiental.