Denuncian escandalosa subasta de joyas de un ex nazi

La antigua dueña es viuda de un multimillonario alemán que hizo fortuna durante la Segunda Guerra Mundial.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Fotos: ARCHIVO

La casa de subastas Christie’s remató el miércoles cerca de 100 joyas durante una controvertida venta presencial celebrada en Ginebra, y en la que recaudó más de 155 millones de dólares en piezas que pertenecían a una multimillonaria austriaca, cuyo marido alemán hizo fortuna bajo el régimen nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Al comenzar la puja, el director internacional de Christie’s, Rahul Kadakia, dijo que la decisión de la casa de subastas de seguir adelante pese a las crecientes críticas se había tomado “tras considerar detenidamente la importancia del impacto filantrópico de la venta”.

Esto, debido a que la recaudación se destinaría a buenas causas, entre ellas “la investigación y educación sobre el Holocausto, de vital importancia”, afirmó, pero los detractores consideraron que el argumento era insuficiente.

La colección completa, que Christie’s pretende vender en subastas en línea y presenciales a finales de año, consta de un total de 700 joyas, entre ellas piezas de diseñadores del siglo XX como Cartier, Bulgari y Van Cleef & Arpels.

Pertenecieron a Heidi Horten, fallecida el año pasado a los 81 años, con una fortuna de 2.900 millones de dólares, según Forbes.

Con sólo una parte de la colección ya vendida, la subasta ya ha eclipsado los récords anteriores establecidos por Christie’s en las ventas de las propiedades que pertenecieron a la actriz Elizabeth Taylor en 2011 y la colección “Maharajás y magnificencia mogol” en 2019, ambas por encima de los 100 millones de dólares.

 

Uno de los collares de diamantes rematados en Suiza.

Entre las principales atracciones estaba el rubí Amanecer, que se había estimado en 14 a 18 millones de francos suizos (15 a 20 millones de dólares), pero se vendió por poco más de 13 millones de francos, incluida la comisión.

También el enorme colgante de diamantes “Briolette of India”, de 90,36 quilates, y el collar de diamantes que lo acompañaba, estimados entre 9 y 14 millones de francos, que alcanzaron los 6,3 millones, comisión incluida.

Un informe publicado en enero de 2022 por historiadores por encargo de la Fundación Horten afirmaba que el marido de Heidi, Helmut Horton, fallecido en Suiza en 1987, había sido miembro del partido nazi antes de ser expulsado.

En 1936, tres años después de que Adolf Hitler llegara al poder en Alemania, Horten se hizo cargo de la empresa textil Alsberg, con sede en Duisburgo, tras la huida de sus propietarios judíos. Más tarde se hizo cargo de otras tiendas que habían pertenecido a propietarios judíos antes de la guerra.

“Esta venta es indecente”, declaró Yonathan Arfi, presidente del Consejo Representativo de Instituciones Judías en Francia (CRIF). Mientras el Centro Simon Wiesenthal (SWC), organización judía de defensa de los derechos humanos, emitió un comunicado la semana pasada en el que afirmaba que Christie’s “debe suspender esta venta” hasta que concluya la investigación sobre los vínculos con las adquisiciones de la época nazi.

Y el Comité Judío Estadounidense criticó la decisión de Christie’s de contribuir con los ingresos de la venta a una organización de investigación y educación sobre el Holocausto. “No basta con que esta venta beneficie a una fundación benéfica o que Christie’s haga una donación no especificada para la educación sobre el Holocausto. Por el contrario, la subasta debería suspenderse hasta que se haga un esfuerzo serio para determinar qué parte de esta riqueza procedía de víctimas de los nazis”, afirmó.