Descubren en Chile restos de gonfoterios, parientes prehistóricos de los elefantes

Osamentas tienen una antigüedad calculada en doce mil años, y fueron presa de grupos humanos de cazadores recolectores utilizando armas confeccionadas en piedra. El hecho representa, además, una de las evidencias más antiguas de la presencia humana en América del Sur.

Por EL AGORA / Foto: ARCHIVO

Restos fósiles de gonfoterios, parientes de los actuales elefantes, fueron descubiertos por un equipo científico chileno-español en las cercanías del lago Taguatagua, San Vicente de Tagua Tagua.

Los científicos dataron las osamentas en aproximadamente 12 mil años, confirmando, además, que los animales habían sido cazados con rudimentarias herramientas de piedra. Tal hecho, de paso, confirma la presencia de una comunidad humana entre las más antiguas de América del Sur.

Años atrás, en este mismo sitio, se habían encontrado restos fósiles de caballos, ciervos y fauna menor, que se han preservado gracias a la lenta dinámica de deposición de la laguna del yacimiento.

Los gonfoterios constituyen una especie extinta, pariente de los elefantes, que vivió en América del Sur hace 12 mil años. Podían alcanzar los 3 metros de altura y pesar más de 4 toneladas. Se cree que eran los mamíferos terrestres de más envergadura que habitaba en ese lugar y época.

La información acerca del hallazgo la proporcionó el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (Iphes), que ha liderado los trabajos junto con la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Bernardo O’Higgins. El descubrimiento es fruto de la excavación, que ha contado con la financiación de la Fundación Palarq, y se llevó a cabo entre el 12 y el 26 de septiembre, en el yacimiento de Taguatagua 3 en San Vicente de Tagua.

En los trabajos de excavación ha participado un equipo internacional de más de 20 personas, vinculados a universidades y centros de alto rendimiento de investigación en arqueología y paleontología.