Descubren una nueva planta en la Región de Antofagasta

Recientemente se encontró una nueva especie en el Norte Grande, específicamente en la Quebrada Botija, Antofagasta.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

Se trata de un arbusto de hojas suculentas que da una flor y pertenece a la familia de las margaritas, llamada Diplostephium paposanum. Un grupo de científicas y científicos, expertos en botánica, del Instituto de Investigación Agroprecuaria (INIA), descubrió esta nueva integrante de la especie ya mencionada.

Su hábitat es en los Andes tropicales, y es primera vez que se encuentra en una altura inferior a los 2.500 metros sobre el nivel del mar. Esto significa que es la planta más austral del género y la única que crece cerca de la costa.

El ingeniero agrónomo y también investigador del INIA, Sergio Ibáñez, señaló lo siguiente: “Esta especie se encontró en una localidad donde convive una pequeña explotación minera, por lo cual correspondería tomar medidas para su conservación. Hasta el momento, se han colectado semillas para su conservación a largo plazo en el Banco Base de Semillas del INIA. De igual manera, se está investigando su propagación, en caso de ser necesaria la reintroducción en su hábitat en el futuro”.

El hallazgo no fue fortuito, ya que el equipo de investigadores botánicos está llevando a cabo un estudio denominado “Diagnóstico y conservación de la flora costera de la Región de Antofagasta”, que pretende completar el conocimiento de la flora del desierto de Atacama, y su eventual conservación. El hallazgo de esta nueva especie, de esta flor de “doble corona”, como lo indica su nombre, es relevante entre otras cosas porque el desierto no es fácil de estudiar dadas sus características geográficas, seco y escarpado, además de ser una zona altamente intervenida por la actividad humana (léase mineras).