Destituyen a jefe de gabinete de Ministerio de Agricultura: firmó acuerdo con un país que no existe

Escándalo al interior del gobierno en Paraguay, luego que se descubriera que el ingeniero Arnaldo Chamorro suscribió una declaración donde confirmaba la existencia de los Estados Unidos de Kailasa.

Por EL ÁGORA / Fotos: ARCHIVO

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de Paraguay anunció este miércoles, a través de sus diferentes usuarios en las redes sociales, la destitución del ingeniero Arnaldo Chamorro (al centro en foto principal), quien se desempeñaba como jefe de gabinete del organismo.

De acuerdo a publicaciones de los diarios ABC Color y Última Hora, ambos de Asunción, el funcionario fue apartado tras el escándalo desatado por su firma en una documento en que reconocía a los Estados Unidos de Kailasa, un país inexistente.

En lugar de Chamorro, designaron como jefe de gabinete interino a Luis Miguel Vega, según se detalla en la Resolución 554 del MAG.

Lea más sobre este tema: Escandaloso “vínculo diplomático” de Paraguay con Kailasa, un país imaginario

Lo curioso del tema es que los Estados Unidos de Kailasa participaron en sesiones de dos debates en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante febrero pasado.

De entrada la información no parece nada nuevo, pues es lo que se espera que hagan los países miembros del organismo internacional. El problema es que Kailasa ni es parte de la ONU y siquiera es un Estado de verdad.

La mujer con turbante asistió a dos sesiones de las Naciones Unidas representando, según dijo, a los Estados Unidos de Kailasa.

El hecho provocó revuelo y forzó a la ONU a asegurar que ignorará las declaraciones hechas por los representantes del país ficticio ante dos de sus instancias en Ginebra (Suiza).

Un funcionario aseguró que la participación de los representantes de Kailasa fueron «irrelevantes» y «tangenciales» frente a los temas que se estaban discutiendo.

El primer evento al que lograron colarse los funcionarios del inexistente Estado fue un debate sobre la representación de las mujeres en los sistemas de toma de decisiones, organizado por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) el 22 de febrero.

Dos días después, los supuestos diplomáticos también se hicieron un espacio una discusión sobre desarrollo sostenible, organizada por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR).

Vivian Kwok, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, atribuyó el incidente a que este tipo de diálogos son reuniones públicas y abiertas a cualquier persona interesada.

Recordemos que la ONU la integran 193 estados miembros, aunque también permite la participación de algunos pueblos que no tienen un Estado propio, pero bajo la aprobación de la mayoría de sus miembros, como es el caso de territorios palestinos.

El autoproclamado gurú hindú Nithyananda Paramashivam afirma haber fundado a los Estados Unidos de Kailasa en 2019.

Los Estados Unidos de Kailasa estarían ubicados en una isla de Ecuador que su fundador, Nithyananda Paramashivam, habría comprado, aunque no hay evidencia de la compra o de la existencia del supuesto Estado.

En enero pasado el imaginario país también aseguró haber firmado un acuerdo con las autoridades de la ciudad estadounidense de Denver, hecho que presenta como un reconocimiento de su existencia.

Pero si lo anterior no fuera suficiente el supuesto padre fundador del «primer estado soberano de los hindúes» es buscado por la justicia de la India para hacer frente a acusaciones de violación y agresión sexual.

Una discípula del supuesto líder religioso lo acusó de violación en 2010, luego de lo cual fue arrestado brevemente por la policía antes de obtener la libertad bajo fianza. En 2018 fue acusado en un tribunal.

Días antes de abandonar India se conoció de otra denuncia por secuestrar y confinar a niños en su ashram (monasterio), ubicado en el estado de Gujarat, al occidente el país asiático.

Nithyananda, cuyo paradero se desconoce, ha rechazado las acusaciones en su contra.