Detectives profesionales de la PDI denuncian que no tienen cupos de ascenso

Los querellantes presentaron una demanda contra la institución en el Juzgado del Trabajo. Su abogado, Epiro San Martín, detalló el caso.

Por EL ÁGORA / Foto (referencial): ARCHIVO

Hace dos semanas, el sitio online Interferencia publicó que los oficiales de policía profesionales (OPP) de la PDI iniciaron acciones legales contra la institución, debido a que se pasó a llevar el protocolo de ascenso para favorecer a los «oficiales de línea».

El citado medio señaló que hubo 292 cupos de ascenso para los oficiales de línea, lo que dejó sin opciones de avanzar a los integrantes de la OPP que están desde 2006.

El abogado de los 17 demandantes, Epiro San Martín, conversó con El Ágora sobre el hecho, señalando que «a ellos se les garantizó una carrera de ascenso, porque muchos de ellos ingresaron mayores, y tenían ciertos cupos que estaban dados por ley».

«Esto surgió porque el director de la PDI, probablemente mal aconsejado, les quitó el cupo a mis representados y se los entregó a los oficiales de línea, en una actitud abiertamente discriminatoria y en un acto administrativo que no señala por qué se favorece a uno y no a otros», agregó.

A su vez, la PDI fue representada por el Consejo de Defensa del Estado, institución que expresó que no se han vulnerado los derechos debido a que los oficiales de línea han esperado más tiempo por un ascenso.

Sobre esa afirmación, San Martín, manifestó que «el CDE dijo que mis representados no tenían los requisitos para ascender, pero no señaló qué requisito faltaba, pese a que mis representados cumplían con todos los requisitos, y al final agregan que hay un estancamiento en los oficiales de línea, pero el problema es que dos males no hacen un bien y el hecho de que exista un estancamiento no significa que se haya quitado cupos».

Además, el abogado detalló que los 17 OPP son funcionarios públicos y se acogen en «la tutela de derechos de funcionarios públicos, que se tramita en los juzgados del trabajo. Ellos están exigiendo que se cumplan sus derechos. El artículo 2 del código del trabajo prohíbe la discriminación arbitraria«.

«Tenemos todos los fundamentos para ganar el juicio, porque la PDI actuó mal», dijo San Martín.

Sobra la información errónea que habría presentado la institución a La Moneda sobre la medida, el abogado expresó que «es esa frase que se señala siempre, que acá no se perjudica el derecho de terceros. No se informó al Ministerio del Interior que mis representados estaban en condiciones de ascender, por lo tanto, está quitada de cupo perjudica a mis representados».

«La actuación del director de la PDI nos produce extrañeza y preocupación, porque está navegando contra corriente, probablemente mal asesorado. Nosotros sabemos que el director la PDI es un hombre inteligente, pero fue mal asesorado».

Esto se resuelve con dos audiencias. Ya se realizó una. Y a finales de octubre habría una sentencia en la causa.