Día de la Tierra: Chile es el primer país latinoamericano en sobregiro ecológico

Según una organización ambiental, la fecha nos encuentra con un planeta en emergencia climática y ecológica, con cambios de temperatura en las estaciones, sobreexplotado en sus recursos y con riesgo de colapso hídrico.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto: ARCHIVO

En marzo los termómetros globales marcaron un nuevo récord: fue un 0,73°C más caluroso que el mismo mes de 2023 y 1,68° más cálido que la media de los registros preindustriales, según reveló el servicio de vigilancia climática de la Unión Europea, Copernicus.

Con esto, se cumplieron 10 meses de temperaturas récord a nivel mundial, marcando un nuevo hito en la historia de la crisis climática.

En el caso de Chile, recientes estudios sobre este fenómeno señalan que la zona central podría ser una de las más afectadas en el mundo hacia fines de este siglo.

Se espera un aumento de la temperatura de hasta 5°C, especialmente en la cordillera de los Andes y, además, el 90% de los modelos predicen una disminución de las precipitaciones en la zona central de Chile, que podría ser de hasta un 40%.

Asimismo, las proyecciones indican una reducción en las precipitaciones de aguanieve en los Andes de Chile central, lo que podría provocar más inundaciones, menos almacenamiento de agua en forma de nieve y una disminución de la masa de los glaciares.

Respecto a este escenario, la geógrafa y vocera de Greenpeace, Silvana Espinosa, explica: “Es cada vez más habitual escuchar que el cambio climático provocó tal catástrofe, pero lo cierto es que esta crisis la estamos provocando nosotros con la quema de combustibles fósiles, con la deforestación, con la sobreindustrialización de los territorios y la sobreexplotación de nuestra naturaleza, como por ejemplo las reservas de agua”.

Y agrega: “Estamos pidiéndole al suelo, al mar, a los ríos, a los humedales, a los bosques y a los glaciares más de lo que pueden darnos en 365 días. Los estamos sobreexigiendo, presionando y quedando en deuda”.

Nuestros niveles de consumo de los recursos que nos entrega la Tierra son muy superiores a la capacidad que tiene nuestra naturaleza en Chile de poder regenerarse.

Un estudio del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2) titulado “Seguridad hídrica en Chile, caracterización y perspectivas de futuro”, profundiza en la crisis que vivirá la zona central de Chile debido a la menor disponibilidad de agua, por la disminución de las precipitaciones y, en menor medida, debido al aumento de la evapotranspiración por temperaturas más altas.

Frente a este escenario, Espinosa critica el impacto que ciertas industrias provocan en este recurso. “Vemos compañías mineras operando junto a los glaciares, en la cordillera de los Andes, acelerando su destrucción debido a que sus procesos de producción son altamente contaminantes”.