Díaz felices en Coquimbo: en un año salvó del descenso y saltó a la Copa Sudamericana

El ex ayudante de Manuel Pellegrini, Fernando Díaz, analizó en La Tribuna de Radio Inicia la notable campaña de los “piratas” bajo su mando y habló del derecho y los méritos de algunos técnicos chilenos para ser considerados en La Roja.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Durante la primera semana de diciembre de 2022, Coquimbo Unido lograba zafarse del descenso a Primera B tras un espectacular repunte que coincidió con la llegada del técnico Fernando Díaz. Justo un año después, cambió esa angustia por la satisfacción de una positiva campaña que llevó al equipo nortino a clasificar anticipadamente a la Copa Sudamericana, superando el rendimiento de las universidades, entre otros protagonistas tradicionales del torneo.

“Ha sido un trabajo positivo, bien planificado y con una excelente respuesta de los jugadores. La idea es terminar muy bien el torneo y tener una buena actuación en la Sudamericana”, analizó Díaz en el programa La Tribuna de Radio Inicia, junto a Marco Sotomayor y Daniel Pérez Pavez.

Tras una pausa sin dirigir, Díaz tomó la banca de Coquimbo Unido en una instancia compleja y luego de eludir el descenso con una notable remontada, conformó un nuevo plantel que dio los resultados previstos. “Si no nos hubieran quitado esos tres puntos por secretaría –por un detalle irrelevante en una planilla- hoy seríamos el cuarto equipo del campeonato”, subraya el ex ayudante técnico de Manuel Pellegrini, junto a quien logró el título de campeón dirigiendo a Liga Deportiva Universitaria de Ecuador en 1990.

En la revisión de la temporada, Nano Díaz reconoce que “contar con el apoyo de la hinchada en un estadio como el Sánchez Rumoroso siempre es valioso e importante. Y hemos sentido ese respaldo, porque la gente de Coquimbo se identifica con el fútbol y la entrega del equipo… Lo único que sigo sin entender mucho –aunque ya no es relevante- fue cuando en las primeras fechas llegó un grupo de hinchas supuestamente a ‘apretarnos’ al entrenamiento. De verdad no sé cuáles eran los intereses que los empujaban”, reflexiona.

En la entrevista con La Tribuna, Díaz también sostuvo que “él se equivocó en lo que hizo, pero ya dio las explicaciones al afectado y para mí la situación queda ahí”, refiriéndose al insólito ataque verbal del entrenador de Ñublense, Hernán Caputto, en contra de Jaime García, un profesional reconocido en esa región.

ENTRE EL MÉRITO Y EL MARKETING

Asimismo, defendió el derecho de los entrenadores nacionales a ser considerados por sus méritos en la discusión del próximo DT de la selección chilena. “Hace poco me preguntaron y yo dije que me siento capacitado, pero no me estoy candidateando”, aclara de entrada. Y desarrolla su planteamiento. “Hay algunos -no me gusta generalizar-, técnicos extranjeros y nacionales que están capacitados para la Selección. Eso significa estar actualizados, tener conocimientos, saber de entrenamientos, de sicología, conocer modelos de juego, manejar el camarín, en fin. Que hay técnicos chilenos capacitados, los hay, eso lo sabemos”, enfatiza.

“Si de pronto te dicen que hay técnicos como Gustavo Huerta o yo que llevamos veinte años en Primera División, que ganamos títulos… O te dicen que hay técnicos argentinos que fueron ayudantes de Marcelo Bielsa; pero otros también lo han sido: yo fui ayudante de Manuel Pellegrini, otro de los mejores del mundo, pero eso no se nombra… Si me dices que se contrata a un entrenador por tener más marketing, creo que no debiera ser un concepto para elegir o contratar un DT”, precisa.

Y lo grafica así: “Si te llega el curriculm de un DT extranjero de trayectoria, check: yo también lo tengo. Si te preguntan si has clasificado ocho equipos diferentes a una copa internacional, lo tengo. Si he sido campeón en otro país, lo tengo. Entonces hay méritos, pero no significa que uno se ande candidateando”, subraya.