Diego López ya sabe con quiénes puede contar en la U

El 3-2 de los azules sobre Huachipato le sirvió a su nuevo entrenador para observar las características del equipo y calibrar rendimientos individuales. Sólo hay cuatro jugadores con visto bueno definitivo.

Por JULIO SALVIAT

Llegó sin meter ruido, se consiguió un rinconcito en el estadio Santa Laura y desde allí observó a sus futuros dirigidos. El uruguayo Diego López fue finalmente el entrenador elegido por Universidad de Chile para corregir los estropicios del equipo y para imponer una línea futbolística que al menos seis antecesores no lograron.

El flamante director técnico deberá aprovechar las experiencias ganadas en equipos grandes y chicos, porque mucho material no tiene. Seguramente ya vio videos de partidos y jugadas azules, pero es distinto verlos en cancha. Con 47 años de edad, apenas se retiró del fútbol activo en el que fue campeón de la Copa América en 1995, se dedicó a dirigir. Y tuvo en sus manos a jugadores del Cagliari, el Bologna, el Palermo y el Brescia en Italia y a los de Peñarol en su país. Ahí fue donde tuvo mejores resultados: en Montevideo ganó los torneos de Apertura y Clausura el 2018 y del Apertura del 2019. De vuelta a Italia, le fue pésimo dirigiendo al Brescia.

Ahora tuvo 96 minutos para calibrar el material con que tendrá que trabajar. Y en su libreta o en su mente tiene que haber quedado una sensación contradictoria: la U tuvo momentos muy buenos, los mejores de este año, sacó una ventaja de 3-0 y casi le empatan.

Y en cuanto a rendimientos individuales, habrá confirmado que puede confiar en el arquero Hernán Galíndez, aunque no salve partidos; en el mediapunta Diego Osorio, una figura de enorme porvenir, y en el eje de ataque Ronnie Fernández, un ejemplo de lucha. Tal vez haya incluido entre sus aprobados a Pablo Aránguiz, que cumplió su mejor actuación en mucho tiempo, que asistió en la conquista de Osorio y anotó dos goles después de pasar una temporada entera sin festejar.

Partió bien Huachipato, y Galíndez tuvo que esforzarse tres veces para mantener invicta su valla. Pasado el cuarto de hora inicial, despertó Universidad de Chile. El equipo azul se instaló en terreno acerero y el que trabajó de ahí en adelante fue Gabriel Castellón, el guardián de Huachipato. Especialmente meritorias fueron una volada para tapar un cabezazo de Felipe Gallegos, una reacción instantánea para evitar ser sorprendido en un tiro libre de Aránguiz y una salida para ganar un enfrentamiento con Osorio.

Por eso no extrañó que La U se pusiera en ventaja un minuto antes del descanso con un penal acusado por el VAR y que fue impecablemente servido por Aránguiz.

En el entretiempo, Diego López tiene haber ordenado sus apuntes. Y seguramente dejó para observar en otras circunstancias a varios del equipo. Entre el apruebo y el rechazo quedaron el lateral Daniel Navarrete, aunque es mejor que Yonathan Andía; el central Ignacio Tapia, de buen físico, bastante seguro en el juego aéreo pero inexperto, y el volante Israel Poblete, que ha mejorado pero no logra concretar lo que insinuaba cuando defendía a Huachipato. También deberá observar más detenidamente a Camilo Moya, que viene reapareciendo; a Jeisson Vargas, Junior Fernandes, Cristian Palacios y José María Carrasco, que estuvieron ausentes, y a los promisorios Marcelo Morales, Lucas Assadi y Franco Lobos.

Apenas iniciado el segundo tiempo, fue expulsado el central acerero Bastián Roco y casi simultáneamente la U aumentó la cuenta culminando una fulminante reconversión llevada por Aránguiz, cuyo pase final dejó a Osorio enfrentado a Castellón, al que batió con un toque exquisito. Y poquito después pareció sentenciarlo cuando el propio Aránguiz robó un balón en la salida de Huachipato y lo tocó con categoría hacia un rincón.

No estaba sentenciado, sin embargo. Cambios oportunos, más cierta dejación en los jugadores azules, más algunos desaciertos en los cambios por parte de Sebastián Miranda (sacó a los dos mejores de su equipo) permitieron que Huachipato tomara el control de juego y consiguiera dos descuentos, ambos por la vía de los doce pasos.

Les faltó tiempo a los sureños para lograr lo que habría sido una hazaña: remontar un 0-3 con diez jugadores. A Diego López le sobró tiempo en cambio, de vuelta hacia su hotel, para pensar en sus jugadores.Y ahí tiene que haber tachado a Bastián Tapia, no por deficiencias sino porque necesita un central más experimentado; a Felipe Seymour, que es bueno correteando, aunque no quita mucho, y entregando hacia atrás o a los costados, pero malo en los pases hacia adelante; a Álvaro Brun, de características muy similares al anterior y con poco o nada de caudillo; a Felipe Gallegos, que no muestra ninguna presencia quitando ni creando ni rematando, y hace añorar a un creativo de categoría; a Nahuel Luján, que incluso perdió un duelo en velocidad con Osvaldo González.

Dicen que López estará en la banca en el próximo partido. Si recibiera consejos, le dirían que espere un poquito más: Miranda no lo ha hecho tan mal y un entrenador nuevo, y de otro país, necesita conocer mejor a su plantel y que, a la vez, los jugadores entiendan lo que pretende.

PORMENORES

Cancha: Estadio Santa Laura.

PÚBLICO: 8.235 espectadores.

ÁRBITRO: Piero Maza.

U. DE CHILE (3): Hernán Galíndez; Daniel Navarrete, Bastián Tapia, Ignacio Tapia, Marcelo Morales; Israel Poblete (86’, Camilo Moya), Felipe Seymour, Felipe Gallegos (86’, Lucas Assadi), Pablo Aránguiz (73’, Nahuel Luján); Ronnie Fernández y Darío Osorio (77’, Álvaro Brun). DT: Sebastián Miranda.

HUACHIPATO (2): Gabriel Castellón; Joaquín Gutiérrez (71’, Claudio Torres), Osvaldo González, Antonio Castillo, Bastián Roco;  Javier Altamirano, Claudio Sepúlveda, Gonzalo Montes (77’, Jimmy Martínez), Maximiliano Rodríguez (59’, Juan Córdova); Walter Mazzanti (59’, Chris Martínez) y Juan Sánchez Sotelo (59’, Luciano Nequecaur). DT: Mario Salas.

GOLES 44’, Aránguiz (U), penal; 50’, Osorio (U); 54’, Aránguiz (U); 62, Montes, penal (H); 90’, Martínez, penal (H).

AMONESTADOS: Sepúlveda. Montes y Nequecaur (H).

EXPULSADO: 47’, Roco (H).

Revisa los goles: