Diez horrores arbitrales antes del VAR

Durante muchos años fuimos testigos de fallas referiles que definieron partidos, títulos y clasificaciones. Te invitamos a repasar diez momentos en que el fútbol necesitó del VAR. El orden te lo dejamos a ti.

Por Matías Alcántara

En el repechaje para Sudáfrica 2010, el francés Thierry Henry se despachó una de las manos más escandalosas de la historia, que sirvió para que su selección clasificara al Mundial en desmedro de Irlanda.

El Mundial de 1966 se definió con el llamado Gol Fantasma, convertido por el local Geoff Hurst en Wembley, o más bien convalidado por el árbitro suizo Gottfried Dienst y su juez de línea Tofik Bakhramov. 

En Sudáfrica 2010 ocurrió todo lo contrario, aunque en los octavos de final. Cuando Alemania se imponía 2-1 a Inglaterra, el volante Frank Lampard batió a Manuel Neuer, pero el uruguayo Jorge Larrionda no convalidó el gol, pese a que el balón ingresó casi medio metro a la portería.

En la final de Sudáfrica 2010 el holandés Nigel de Jong por un momento pensó que estaba en un ring de artes marciales mixtas y le propinó una patada en el pecho a Xavi Alonso, la que no sólo ameritaba tarjeta roja, sino que también cadena perpetua. El colegiado inglés Howard Webb solo mostró cartulina amarilla.

En el partido de vuelta de la semifinal de la Libertadores de 1996 el ecuatoriano Alfredo Rodas desestimó un claro penal del Mono Burgos a Esteban Valencia. La U estaba a un gol de igualar la serie ante River.

En los descuentos de los cuartos de final de Estados Unidos 1994, el español Luis Enrique recibió un codazo en pleno rostro por parte del italiano Mauro Tassotti. El árbitro húngaro Sandor Puhl no sancionó penal, pese a la abundante sangre en el rostro del volante. Italia avanzó.

En los cuartos de final de México `86, Diego Maradona inmortalizó la “Mano de Dios”, al abrir la cuenta con un golpe de puño ante Inglaterra. El juez búlgaro Bogdan Dochev convalidó la anotación.

En 1997 una entrada descalificadora del arquero de Coquimbo Carlos Tejas le generó a Ivo Basay una rotura de ligamentos cruzados, lesión de la que nunca se pudo recuperar completamente. Don Rubén Selman no expulsó al golero y tampoco sancionó penal.

En 1998, Luis “Chiqui” Chavarría anotó un gol fantasma en la victoria por la cuenta mínima de Deportes Concepción ante Temuco. El balón no ingresó al arco por donde correspondía y el juez Alejandro Musa sancionó la anotación. El folclórico jugador no reconoció la picardía.

El árbitro Héctor Jona se comió la descarada y vistosa simulación de Jean Meneses en el encuentro entre la Universidad de Concepción ante Colo Colo, en el Torneo Nacional de 2018. Gracias a la sanción los locales se impusieron 2-1.

Bonus Track

https://www.youtube.com/watch?v=wNi7zJmdEm0

Y pese a la implementación del VAR, los árbitros siguen cometiendo horrores. Como Piero Maza, que en febrero de este año desestimó una clara falta dentro del área de Leonardo Valencia ante Edson Puch. El obstinado juez no cambió de parecer, pese a las elocuentes imágenes.