Diez países asisten a encuentro latinoamericano sobre prevención y combate de incendios forestales

La cita, entre este lunes 4 y martes 5 y presidida por el ministro de Agricultura de Chile, busca fortalecer los mecanismos de colaboración internacional y apoyo recíproco ante el incremento de riesgo de incendios en la región.

Por EL ÁGORA / Foto: GENTILEZA MINAGRI

En una ceremonia realizada en el salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, junto al director ejecutivo de Conaf, Christian Little, encabezaron el inicio del “Encuentro Latinoamericano: Fortaleciendo Alianzas y Cooperación para enfrentar los nuevos escenarios de Incendios Forestales”.

En la cita participan Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay, además de Chile.

Estuvieron presentes, además, el director nacional del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred), Álvaro Hormazábal; la encargada financiera del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Analía de La Rosa, y representantes del Ministerio de Hacienda.

La reunión tiene como objetivo principal fortalecer los mecanismos de colaboración internacional y apoyo recíproco ante el incremento de riesgo de incendios en la región. En ese sentido, el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, sostuvo que los siniestros han aumentado en frecuencia e intensidad en los últimos años por lo que es fundamental contar con mayores esfuerzos, recursos y cooperación mutua.

“Estoy convencido que necesitamos estos cambios estructurales y estamos trabajando en esa línea. Hay que ir a lo que llamamos agroforestería resiliente, hacer un esfuerzo por la agricultura regenerativa ya que, a veces, la agricultura es parte del problema con las quemas y algunas faenas que pueden contribuir a la propagación de incendios”, señaló el secretario de Estado.

El director ejecutivo de Conaf, Christian Little, explicó que “el apoyo internacional se manifiesta de distintas formas y hay una conclusión de que es necesario formalizar la colaboración internacional y los apoyos recíprocos y para eso son estos encuentros de colaboración, para ir subsanando las dificultades, porque indudablemente el continente está viviendo un escenario de cambio climático y debemos enfrentarlo de manera colaborativa”.

SITUACIÓN REGIONAL

El riesgo de incendios forestales en América Latina y el Caribe es objeto de atención y preocupación particularmente en los últimos años debido al aumento de la frecuencia y la intensidad de los incendios forestales.

Según el Centre for Research on the Epidemiology of Disasters, para el período 1970 y 2022, América Latina y el Caribe (ALC) experimentó pérdidas superiores a los 3.600 millones de dólares por incendios forestales, donde el 58% se concentró en Chile, destacándose los grandes incendios de 2017.

Durante este mismo período 10,8 millones de personas se vieron afectadas en ALC, estando el 93% de ellas en Brasil, principalmente a causa de los intensos incendios en la Amazonía en 2019. A nivel de fallecidos, en este período se registraron 206 víctimas.

En ese sentido, la encargada financiera del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Analía de La Rosa, señaló que “estamos convencidos de los beneficios que reporta trabajar en la prevención y en la gestión del riesgo que permita reducir la cantidad y la magnitud de incendios forestales y reducir las pérdidas producto de este tipo de eventos. En base a los acuerdos que se establezcan en este encuentro, el BID seguirá apoyando a los países de la región para gestionar el riesgo ante incendios forestales”.

Durante estas dos jornadas de trabajo, se espera que los participantes generen un informe diagnóstico, basado en buenas prácticas y lecciones aprendidas, de los procesos de colaboración y apoyo mutuo entre países de la región para el combate de incendios forestales.

Además, está contemplando que firmen un acuerdo entre los representantes de los países participantes, para el establecimiento permanente de programas de trabajos anuales que fortalezcan la colaboración y apoyo recíproco entre países en torno a las propuestas de mejora que surjan de este encuentro.