Ecuador: notifican al presidente Guillermo Lasso de juicio político en su contra

Comisión del parlamento dio curso al proceso contra el jefe de Estado por presunta malversación de fondos.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

La Comisión de Fiscalización de la Asamblea notificó este jueves al presidente Guillermo Lasso y a los proponentes del juicio político solicitado por la oposición, que lo acusa de una supuesta malversación de fondos en empresas públicas.

Con el trámite, empieza a correr el plazo de 10 días para la presentación de pruebas. La notificación fue remitida por el presidente de la Comisión, Fernando Villavicencio (independiente), quien mostró en su perfil de Twitter un documento en el que el presidente se dio por notificado y designó al abogado Edgar Neira Orellana para que lo defienda.

El mandatario y su defensa tendrán que presentar las pruebas de descargo, que serán incorporadas al proceso de elaboración de un informe de la Comisión de Fiscalización, en que deberá recomendar o no seguir con el juicio, que en caso de ser aprobado pasará al pleno de la Asamblea.

En la notificación se requiere a los proponentes “que determinen la utilidad, pertinencia y conducencia de cada una de las pruebas anunciadas en la solicitud de juicio político”. Además, que “se identifique de forma clara y precisa” las direcciones de quienes serán llamados a comparecer para sus testimonios en esta causa.

Los proponentes evidenciaron que la notificación que recibieron contiene una serie de errores, por ejemplo, que se cita el artículo 131 en vez del 129 de la Constitución o que se omite el artículo 90 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa donde se regula el procedimiento para el juicio político al primer mandatario.

La posibilidad del juicio político de censura ya fue admitido por la Corte Constitucional, el máximo organismo de control de la Carta Magna del país, que aceptó el cargo de malversación contra Lasso, aunque desechó el de concusión, por el que la oposición también pedía el enjuiciamiento al presidente.

Para censurar al jefe del Estado, banquero de derecha y cercano al Opus Dei, se requieren no menos de 92 votos, que equivalen a las dos terceras partes de la Asamblea Nacional, compuesta por 137 legisladores.