El Arsenal da la batalla por la salvación del mundo

El club inglés asumió el compromiso de abordar el cambio climático y está convertido en un ejemplo para todas las instituciones deportivas. Sus acciones van desde la plantación de árboles para formar un bosque hasta la drástica reducción de botellas de plástico desechables.

Por EL ÁGORA

De la palabra a la acción. Lo que partió como una idea simpática e innovadora ya es una realidad; el Arsenal de Inglaterra está convertido en el primer club de la Premier League en comprometerse a fondo para contribuir a que, a mediados de este siglo, el mundo logre la anhelada neutralidad climática.

Se trata de salvar el planeta de la hecatombe anunciada por el calentamiento global y, respondiendo a una iniciativa de la ONU, tomó las banderas que esa organización espera de la FIFA y el Comité Olímpico Internacional.

Son cinco los principios propuestos para unir a la comunidad deportiva en el compromiso de alinearse con los objetivos del Acuerdo de París: emprender esfuerzos sistemáticos para promover una mayor responsabilidad ambiental, reducir el impacto climático general, educar sobre la acción climática, promover el consumo sostenible y responsable y abogar por la acción climática a través de la comunicación. 

En un año, el Arsenal se puso a la cabeza de la tabla en sostenibilidad entre los clubes ingleses. Y sus seguidores aplauden y contribuyen. 

“Junto con nuestros socios, ya hemos implementado una serie de prácticas respetuosas con el medio ambiente en todo el club”, sostiene Hywel Sloman, su director de operaciones. 

Lindita Xhaferi-Salihu, líder de Deportes para la Acción Climática en ONU Cambio Climático, sostuvo: “El fútbol nos inspira a muchos de nosotros en todo el mundo y hay un potencial notable para que el juego se vuelva más verde, más resistente al clima y lidere con el ejemplo para millones de fans globales. Hay que aumentar la conciencia sobre el cambio climático y aprovechamos esta oportunidad para marcar la diferencia juntos con el Arsenal”.

La demostración de que no se trata sólo de buenas intenciones está en los logros del club inglés en esta materia, empezando por una serie de iniciativas respetuosas con el medio ambiente en todo el club. 

Por ejemplo fue el primer club del Reino Unido en instalar almacenamiento de energía de batería a gran escala. Su sistema le permite alimentar el Emirates Stadium durante un partido completo, o el equivalente a 2.700 hogares durante dos horas. 

Desde 1999, se han plantado más de 29.000 árboles en su centro de formación en London Colney con el propósito de crear un bosque llamado Colney Wood. En ese mismo centro de formación instaló un sistema de reciclaje de agua para reutilizar la que proviene del campo; en el último año, recicló más de 4,5 millones de litros.

¿Algo más?: En la temporada 2018-19, fue el primer club de la Premier League en probar el esquema de vasos reutilizables durante la temporada 2018/19, algo que se hizo general al comienzo de la siguiente y que significó un ahorro de aproximadamente 20.000 vasos de plástico de un solo uso por juego cuando el Emirates Stadium está lleno. A eso agregó hace un mes un convenio con Ball Corporation para ayudar al club y sus fanáticos a reducir el impacto de los envases de aluminio en el medio ambiente.

Falta todavía: el centro de formación redujo en un 95% las botellas de plástico desechables. Y, a la vez, dispuso dispensadores de agua por todas partes, con lo que evita el uso de unas 150.000 botellas similares en un año.

Por si fuera poco, el Arsenal redujo la energía instalando iluminación LED automatizada en todos los sitios del club.

¿Cómo andaría una iniciativa así acá en Chile?

Aaron Ramsey, Hector Bellerin y Petr Cech, jugadores del Arsenal apoyando la iniciativa.