El campeón sonrió en el Puerto


En un partido áspero, el monarca del fútbol chileno arrancó ganando 3-0 a Wanderers en Valparaíso, en un partido marcado por las infracciones y la intervención del VAR.

A pesar de lo expresivo del 3-0, Católica tuvo que batallar cada pelota para festejar en Vaparaíso, en un partido de mucho roce y que solo se abrió con un penal detectado en la cabina del VAR. En la cancha, los jugadores no se percataron de la mano dentro del área de Matías Fernández tras un centro de Buonanotte. La certera ejecución de Luciano Aued (`37) comenzó a pavimentar la victoria cruzada.

Antes, el dominio del juego se había alternado. Los locales intentaron hacer daño con la velocidad del venezolano Canelón, que si bien ganó muchas veces la banda custiodada por Fuenzalida, las resoluciones de las jugadas nunca fueron acertadas. Wanderers se generó una ocasión clara en la primera fracción, que llegó por una mala salida de Dituro conjurada luego por Huerta desde la línea.

La UC tuvo algunas oportunidades, la mejor desperdiciada por Sampedri. El cuadro de Holan intentó penetrar por los costados, pero ni Puch ni Lescano tuvieron éxito en sus intentos. Católica no pudo encontrar ese último pase, así que insistió con los centros aéreos.

En el complemento Wanderers intentó adelantar sus líneas, pero más que con jugadas hilvanadas se acercó al empate con envíos desde balones detenidos, teniendo la ocasión más clara en los pies de Alarcón, pero elevó desde inmejorable posición. Mientras que la llegada más importante de la UC en esos pasajes del partido la desperdició Zampedri: un penal por falta a Puch que fue atajado por Viana.

Católica fue encontrando cada vez más espacios, hasta que en el minuto `73 el partido finalizó como lucha futbolística por la expulsión de Luna, que intentando generar peligro en el área adversaria llegó tarde al balón y golpeó a Valber Huerta. A partir de ahí todo fue para la UC al punto de generar varias llegadas en los últimos minutos.

Viana estiró el suspenso hasta el final, porque contuvo varios mano a mano. Hasta que llegó un pase profundo de Dituro que encontró a Lescano que definió ante la salida del arquero (`87). Y luego Zampedri cerró el 3-0 con una sutileza que probablemente le salió mucho mejor que como la imaginó (`93).

El campeón de la Primera A estableció en el marcador tres goles de diferencia con el monarca de la Primera B, aunque en lo futbolístico deberá mejorar mucho si quiere conseguir el objetivo del tricampeonato. Todavía no se aprecian sociedades en la cancha y el equipo está lejos aún de ofrecer un sello ofensivo, ese que Holan acostumbra a impregnar en sus equipos. Pero lo concreto es que la UC arrancó ganando y con un amplio margen para mejorar.

Pormenores

Estadio Elías Figueroa, de Valparaíso

Público: 12.097 espectadores controlados

Árbitro: Eduardo Gamboa

S. Wanderers: Viana; Soto, Luna, García; Fernández (`85, Valencia), Alarcón, Miño, Medel, Canelón; Lanaro, (`81, Gutiérrez) Marín (`46, Rotondi). DT: Miguel Ramírez.

U. Católica: Dituro; Fuenzalida, Kuscevic, Huerta, Parot; Saavedra, Aued, Buonanotte; Lescano, Zampedri, Puch (`83, Munder). DT: Ariel Holan.

Goles: 0-1: `37 Aued, de penal (UC); 0-2: `87 Lescano (UC); 0-3: `93 Zampedri (UC).

Tarjeta roja: `73, Luna (SW).