El cocinero silencioso que se guardó para siempre tantas historias de la Selección…

La Roja está de luto por la muerte de Patito Canales, un personaje del Complejo Juan Pinto Durán que conoció las intimidades de muchas figuras y planteles seleccionados, pero que nunca traicionó los viejos «códigos de camarín».

Un frío twitter publicado con esa falta de alma tan propia del fútbol actual dio cuenta este sábado de la muerte de Patito, un antiguo funcionario de la ANFP que se identificó profundamente con la selección chilena. «Lamentamos informar el fallecimiento de José Leandro Canales Canales, ex cocinero de la Roja y que por años trabajó en Juan Pinto Durán. Nuestra fuerza y sinceras condolencias a su familia, amigos y a todos los que sienten su partida», publicó un comunicador inmutable con esencia de funcionario en la red social del organismo de Quilín..

Patricio Canales junto a su esposa.

Patito Canales trabajó desde comienzos de los 80 en el comedor y la cocina del antiguo complejo Juan Pinto Durán, antes de su remodelación y cuando aún parecía natural el contacto humano entre la prensa, los jugadores y los trabajadores del recinto deportivo. No era infrecuente que algún reportero llegara muy de mañana hasta el búnker de Las Torres y fuera directamente a compartir un café en el comedor, atendido por aquel hombre de perfil bajo, de carácter humilde y gentil, que respetaba los viejos códigos del honor futbolero: sabía mucho, pero no contaba nada.

Por esa actitud de respeto permanente es que Patito se hizo querible para todos, desde el presidente Abel Alonso hasta aquellos jugadores de distintas generaciones -desde el gran Elías Figueroa en adelante- que fueron aprendiendo a quererlo como parte de su entorno habitual. Así lo expresó este sábado el ex capitán de la Selección, Claudio Bravo, quien desde Inglaterra se sumó al sentimiento de pesar por la noticia. «Somos muchos los futbolistas que tuvimos el privilegio de compartir contigo y conocer a este magnífico cocinero y sobre todo persona. Siempre estaré agradecido de ti y tu trato cuando nos recibías al llegar a Juan Pinto Duran cuando éramos nada en el fútbol. Descansa en paz Patito», expresó el arquero.

«Patito era un personaje de la Selección y todos lo querían, especialmente por su laboriosidad y su forma de ser. Son esas personas que se echan de menos en un lugar, especialmente en la Selección, donde uno vive etapas ta importantes de su vida profesional», comentó el ex volante de la selección mundialista de España, Rodolfo Dubó.

El ex presidente Harold Mayne-Nicholls también lo consideró «una sensible pérdida de un gran hombre, que siempre atendió a todos con una sonrisa. Con él se va gran parte de la historia del Complejo Juan Pinto Durán y de la Roja de al menos las últimas 4 décadas. Un abrazo a sus seres queridos», posteó.

Patito se fue en paz con todos y la vuelta del fútbol, probablemente, le reserva algún homenaje merecido para destacar a un hombre modesto y carismático que -aunque nunca hizo un gol ni entró a la cancha-, fue parte de las historias más entrañables en la memoria reciente de la Selección chilena…