El curioso comienzo del Tenis en los Juegos Olímpicos

Un irlandés que vacacionaba en Grecia compró una raqueta, jugó y ganó los torneos de singles y dobles en Atenas 1896. La disciplina fue proscrita por mucho tiempo y hoy está convertida en una de las más apasionantes. Novak Djokovic mira de reojo el Golden Slam.

Por SERGIO RIED

Inspirados en los Juegos que en la Antigua Grecia se realizaban en la ciudad de Olimpia entre los años 776 A C y 393 D.C. en homenaje al Dios Zeus, estos juegos deportivos fueron interrumpidos por el emperador romano y cristiano Teodosio I, que los prohibió, pese tener una tradición de 12 siglos, por ser una festividad «pagana».

Hubo de pasar mucha agua bajo los puentes para que los Juegos Olímpicos Modernos vieran la luz gracias al Barón Pierre de Coubertin, que en 1894 desde la Universidad de la Sorbonne llamó a universalizar el deporte bajo el lema «citius, altius, fortius» («más rápido, más alto, más fuerte»). Y, como era de esperarse, se eligió a la ciudad de Atenas como primera sede. Los Juegos quedaron reservados solo para varones y en su iniciación, en 1896, reunieron a 245 atletas en las nueve disciplinas que se disputaron.

Hoy, con el comienzo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 aparece de nuevo el tenis como evento estelar aunque con muchas e importantes ausencias.

En Atenas 1896, esta disciplina fue ganada por un irlandés de 26 años, John Puis Boland, que estaba pasando sus vacaciones de Pascua en Grecia invitado por su amigo Konstantinos Manos, miembro del comité organizador de los Juegos y tío de Aspasas Manos, princesa de Grecia y esposa de Alejandro I. 

Manos y Boland se habían conocido en la Universidad de Oxford y, por tener varios intereses en común, habían hecho muy buenas migas. Unos días antes del comienzo de las competencias, Boland almorzaba en un restaurante con un amigo inglés, residente en Atenas, Dyonisios Kasdaglis, y como por esos días los Juegos Olímpicos eran tema obligado en Grecia éste le propuso que se anotara para competir en tenis, ya que habían muy pocos participantes.

A la mañana siguiente, faltando pocos minutos para el cierre de las inscripciones, Boland ya estaba anotado en singles y en dobles con el alemán Fritz Traun, que también competía en atletismo. El joven irlandés compró una raqueta y se mandó a hacer ropa deportiva donde un sastre local para comenzar esta extraña experiencia. Jugó tres partidos de singles (la final contra su amigo Kasdaglis) y dos de dobles con Traun, ganando ambas pruebas y pasando a la historia como el primer tenista en lograr dos medallas olímpicas que en aquel tiempo no fueron de oro sino de plata.

Final individual.

Se disputaron en París los segundos Juegos en 1900; luego, en Saint Louis, Estados Unidos, en 1904; en Londres 1908; Estocolmo 1912; Amberes 1916 y nuevamente en la capital francesa en 1924.

Después de esta cita olímpica el tenis fue proscrito de la compencia por más de medio siglo debido al acendrado profesionalismo de los tenistas. 

Hasta que por gestiones del Presidente de la ITF (International Tenis Federación) Phillipe Chatrier y del COI (Comité Olímpico Internacional) Antonio Samaranch, se resolvió incluir al tenis como deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de México 1968. Para luego, en 1986, en los Ángeles, California, volver nuevamente sin status completo pero con profesionales y amateurs menores de 20 años. Así se colocó la primera piedra para la abolición del amateurisno en los Juegos Olímpicos, lo que se vio refrendado en Seúl 1988, donde el tenis fue aceptado como deporte oficial. Esto le permitió a la alemana Steffi Graff hacer su inédito Golden Slam, ya que a la medalla de oro olímpica sumó los títulos de los cuatro Grand Slams de ese año.

Hay que decir que, por el mismo profesionalismo, el tenis no era una competencia de relevancia hasta los Juegos de Atlanta 1996, donde Andre Agassi incentivó con su triunfo a los mejores jugadores a participar en la lucha por las medallas. Porque si bien el gigante suizo Marc Rosset ganó en Barcelona 1992, no hubo grandes figuras hasta Sidney 2000 donde Yevgeny Kafelnikov derrotó a Tommy Haas en la final, y luego en Atenas 2004, donde tuvo lugar la actuación más importante del deporte chileno con la medalla de oro en singles de Nicolás Massú ante el norteamericano Mardy Fish y dobles con Fernando González.

Nico y Fernando en Atentas 2004.

Esto prosiguió con la victoria de Rafael Nadal sobre Fernando González en Pekín 2008 y el doblete de Andy Murray en Londres 2012 (sobre Federer) y en Río de Janeiro 2016 (sobre Juan Martin del Potro).

Nole.

¿Serán estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el trampolín para que Novak Djokovic se convierta (por lo menos estadísticamente) en el mejor tenista de la historia al hacer el mítico Golden Slam ganando el oro en la capitalo japonesa y luego el US Open?