El Día del Padre, ¿cuándo se celebra?

Al igual como el Día de la Madre, tiene dos fechas: una oficial y otra comercial, que suele ser en jornada dominical.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto: ARCHIVO

Para ser precisos, por un decreto de ley publicado en 1976 el Día del Padre se celebra oficialmente el 19 de junio. Sin embargo, la fecha comercial se sugiere en general que sea en domingo, por lo que en esta ocasión se llevará a cabo el tercer domingo de junio, es decir, el día 16.

El Día del Padre se celebra en todo el planeta, aunque la fecha varía según el país. Muchos lugares han adoptado la tradición de conmemorarlo el tercer domingo de junio, tal como Estados Unidos y México.

Históricamente la figura del padre ha sido el eje fundamental de la familia. Los antiguos griegos concebían la institución familiar en un sentido patrilineal, en la que el hombre era el único causante de la estirpe, y la mujer, sólo un medio para garantizar un heredero.

Algo parecido sucedía en Roma, donde las leyes promulgaban que el progenitor tenía poder paternal absoluto (patria potestad) sobre todo aquel que habitase bajo su ‘domus’: su mujer, sus hijos y sus esclavos.

Sería un error decir que el concepto de paternidad no ha evolucionado hasta nuestros días, los cambios más significativos del rol llegaron hace relativamente poco, durante el siglo XX.

Así, en la actualidad, un padre ya no es un amo o un simple proveedor para su familia, y poco tardaron en darse cuenta de ello las mujeres que propusieron guardar un día al año para rendir homenaje a los padres del mundo.

En los países del sur de Europa, tradicionalmente católicos, como España, Italia y Portugal, el Día del Padre coincide con el Día de San José, padre putativo de Jesucristo. Sin embargo, su declaración oficial en España tuvo también a una protagonista femenina: Manuela Vicente Ferrero.

En 1948, esta profesora recibió severas quejas por parte de los padres de sus alumnos. Los hombres reclamaban que, igual que en la escuela los niños y niñas preparaban regalos para sus madres en el Día de la Madre, ellos también merecían reconocimiento. Por ello, Vicente Ferrero aceptó la exigencia y propuso dedicar un día a festejar y honrar a los padres en el colegio, ubicado en el barrio madrileño de la Dehesa de la Villa.