El estado del papa Francisco es bueno, no tiene fiebre y su situación respiratoria mejora

Los estudios a los que se sometió el pontífice descartaron una neumonía y se le colocó una cánula con aguja para aplicarle antibioterapia. Aplazó algunos compromisos, pero este lunes recibió al presidente de Paraguay, Santiago Peña, en su residencia.

Por EL ÁGORA / Foto: PRENSA VATICANO

“El estado del Papa es bueno y estable, no tiene fiebre y su situación respiratoria mejora claramente”, señaló este lunes el portavoz vaticano, el periodista jefe del Departamento de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, al explicar que el TAC al que se le sometió el pasado sábado “ha excluido una neumonía”.

Francisco recibió en audiencia al presidente de Paraguay, Santiago Peña (foto principal), en su residencia de la Casa de Santa Marta, algo completamente inusual, que sólo ha ocurrido en contadas ocasiones, según fuentes vaticanas.

“Confirmo que el TAC descartó una neumonía, pero mostró una inflamación pulmonar que causaba algunas dificultades respiratorias. Para un tratamiento más eficaz, se le colocó una cánula con aguja para infusión de antibioterapia intravenosa”, añadió Bruni.

Luego comentó que “para facilitar la recuperación del Papa, algunos compromisos importantes previstos para estos días han sido aplazados para que pueda dedicarles el tiempo y la energía que desea”.

“Otros, de carácter institucional o más fáciles de soportar dado su actual estado de salud, se han mantenido”, como ha sucedido, por ejemplo, con la audiencia de este lunes al presidente Peña.

Entre los compromisos confirmados se encuentran una reunión con los obispos que forman parte de la Conferencia Episcopal Española (CEE). El Papa recibirá este martes a los prelados españoles, invitados por el Dicasterio para el Clero y los Seminarios, con el objetivo de abordar las conclusiones del trabajo realizado por los obispos que visitaron los seminarios de España a comienzos de este año.

Por el momento se desconoce cuáles son los otros actos que pueden ser mantenidos en los próximos días. En particular, hay incertidumbre en torno al viaje de Dubai previsto desde viernes 1 al domingo 3 de diciembre para la cumbre COP 28 sobre el cambio climático.

“Hoy no me puedo asomar por la ventana porque tengo este problema de inflamación pulmonar”, dijo Francisco en la retransmisión en directo del Ángelus por la televisión vaticana este domingo, tras haber cancelado sus compromisos del sábado por un “ligero estado gripal” según la Santa Sede.

En las imágenes pudo observarse que en la mano derecha Francisco llevaba un parche y dos accesos para vías intravenosas, mientras recitaba el Ángelus sentado en el altar de la capilla.

Este sábado, el Vaticano había anunciado que la agenda prevista para el pontífice fue cancelada: “Las audiencias del Santo Padre previstas para esta mañana quedan canceladas debido a un ligero estado gripal”, indicó el escueto comunicado de la Santa Sede.

Después, Francisco se sometió a un TAC para descartar riesgo de complicaciones pulmonares en el hospital Gemelli Isola de Roma: “La prueba dio resultado negativo y el Papa regresó a Casa Santa Marta”, informó entonces el Vaticano.