El fútbol también pelea por las pensiones: la «batalla» del millón de dólares que divide a los jugadores

El destino de los fondos de retiro entregados por el Sifup a un grupo de futbolistas mantiene una pugna legal en el gremio, así como el cuestionamiento a ciertas decisiones adoptadas por el directorio que lidera Gamadiel García.

Cuando en 1960 el crack de Colo Colo Caupolicán Peña tomó el mando del primer Sindicato de Jugadores –apoyado en el directorio por Sergio Navarro, René Meléndez, Sergio Goity, Mario Moreno, Armando Tobar y Leonel Sánchez-. el país comenzaba su apertura hacia las luchas gremialistas y el profesionalismo incipiente del fútbol no permitía sumas millonarias ni condiciones laborales como las actuales, apenas acaso con margen para negociar con la Asociación Central de Fútbol el término de la nefasta y feudal “bolsa de jugadores”.

En los siguientes 60 años cambió el deporte y el mundo, pero en el camino hubo luchas que requirieron de paros, huelgas y movilizaciones que permitieron la transformación de las condiciones imperantes. A Peña le sucedieron el combativo Mario Moreno, Hugo Lepe, Sergio Cavada, Ignacio Prieto, Benjamínn Valenzuela, Lito Rodríguez, Raúl Ormeño, Carlos Soto y Gamadiel García, en una carrera donde debieron pugnar con la propia industria y la misma condición excepcional de una actvidad que siempre flota en su “burbuja”…

Los resabios económicos de la actual pandemia, donde varios clubes pusieron a sus planteles bajo el paraguas de la Ley de Protección del Empleo, generó una dura controversia de Marcelo Salas con el Sindicato, tras denunciar que “el Sifup recibió un millón de dólares del CDF. ¿Y dónde está esa plata. Dijeron que iban a ir ayudar a los jugadores y no se ha hecho. Y se dieron unos bonos para jugadores ya retirados, que entiendo recibieron también García y Marín, retirados hace rato», disparó el presidente de Temuco.

Tras la venta del CDF a la empresa Turner en cifras siderales, el Sifup obtuvo de parte de la ANFP –con Sebastián Moreno en la presidencia- la entrega de casi un millón de dólares a los fondos sindicales con el fin de generar una pensión para los futbolistas retirados luego de 2016. 

Si Salas encendió la mecha, luego otros ex cracks atizaron el fuego. Por ejemplo, Marcelo Zunino expresó que «me parece que es una toma de decisiones pésima, porque la directiva del Sifup acomoda el bono de retiro también para fines personales como Luis Marín y el mismo Gamadiel García».  El cuestionamiento principal de los agremiados disidentes apunta a que García y Marín y también obtuvieron el bono de jubilación, mientras que varia figuras que se retiraron antes del 2016 y enfrentan apremios económicos, no pueden optar al beneficio. Según Zunino, “la gente que se levantó son los ex jugadores perjudicados. El 90% de los jugadores retirados la están pasando mal, muchos tratan de formar escuelas de fútbol, luchar el día a día, porque el fútbol antiguo no es como el actual”, explicó.

Por su parte, el ex mundialista Fabián Estay apuntó a que «este fondo del retiro no puede ser para algunos sí y otros no, porque esto no es justo para muchos, ya que muchos luchamos en ese camino. No es un tema de dinero, es un tema de justicia para todos. Pedimos que se hagan las cosas bien». Incluso, algunos disidentes se atrevieron a afirmar que David Pizarro habría cobrado doble pensión, en Italia y Chile.

En tanto, Gamadiel Garcia sostiene una defensa serena, asegurando que “la gente que está reclamando está confundiendo y mintiendo… En 2016 nosotros llegamos a la presidencia y desde ahí se paga el fondo de retiro, por lo tanto sería bueno que los que ahora están tergiversando información puedan conversar con el Sindicato y les vamos a explicar lo que está ocurriendo», enfatizó.

SELECCIÓN DE PENSIONADOS

Según publicó Emol, en la lista de favorecidos se encuentran Gamadiel García, Luis Marín, Cristián Álvarez, David Pizarro, Gustavo Canales, Manuel Villalobos, Jorge Aguilar, Sergio Comba, Waldo Ponce, Patricio Rubina, Milovan Mirosevic, Mario Salgado y Sebastián Roco. También están Daniel González, Jorge Acuña, Luis Flores Abarca, Alí Manouchehri, Juan Mora, Leandro Delgado, Manuel Ormázabal, Cristián Gómez, Marcos González, Diego Guidi, Ismael Fuentes, Jaime Bravo, Jonathan Cisternas, Eduardo Lobos y Cristián Limenza. Mauricio Salazar, Sebastián Páez, Roberto Muñoz, Baltazar Astorga, Fernando Burgos, Francisco Arrué, Jonattan Núñez, Francisco Prieto, Héctor Mancilla, Juan Albornoz, Pablo Calandria, Felipe Núñez, Alexis Salazar, Mario Berríos y Felipe Muñoz. Y a ellos se suman Jorge Manduca, Leonel Mena, Roberto Órdenes, Esteban González, Patricio Gutiérrez, Cristián Martínez, Leonardo Monje, Adán Vergara, Felipe Salinas, Diego Ruiz y Nicolás Suárez.

Como sea, la “pelota” sigue en juego en una zona conflictiva. En su estilo, el portero Nicolás Peric aventuró que “cuando acá se sepa todo, muchos se van a ir de espaldas”. Por ahora el quiebre es evidente a causa del Fondo de Retiro de $650 millones, mientras coincidentemente el país debate sobre el retiro de sus fondos de pensiones…