Árbitra profesional

«El fútbol ya nos pertenece»

La afirmación es de nuestra columnista, tras unir simbólicamente el primer partido entre equipos femeninos (Inglaterra, 1895) y el debut de María Belén Carvajal, hace pocos días, como árbitra de un encuentro profesional chileno. 

Por ANDREA HERNÁNDEZ

Lo de María Belén Carvajal nos dejó perplejos. A todos y a todas. ¿Tendría que ser así? Por supuesto que no, pero la sorpresa es parte también del cambio; es abrirse a situaciones que, aunque en la reflexión no nos deberían parecer para nada inéditas, de igual forma terminan siéndolo. 

El primer partido de fútbol que tuvo a mujeres por protagonistas ocurrió el 23 de marzo de 1895, en el el Crouch End Athletic Ground de Inglaterra. Tuvieron que pasar 130 años, siete meses y cinco días para que un arbitraje en suelo nacional -que parecía ser como cualquier otro- adquiriera un valor igualmente significativo. 

Por aquel entonces, el Daily Graphic daba a entender que se programó un partido de fútbol femenino para demostrar que «este deporte de hombres también puede ser practicado por mujeres…», de acuerdo a lo que se lee en la revista española Panenka (edición de octubre de 2014), y cuyo texto sirvió de base para una nota al respecto publicada en El Ágora (Nota Fútbol femenino: todo comenzó con las obreras de Lancashire)

Hoy es María Belén quien nos da esa lección desde el Municipal de La Pintana.

Un cometido correcto, que se inscribió en la historia del balompié nacional por ser el primero dirigido por una mujer en la Primera B. Lo dijo la propia Carvajal en el homenaje que le realizó la ANFP, “visibilizar la capacidad que tenemos como mujeres en cualquier profesión es importante”, y más aún cuando éstas rompen paradigmas y configuran un nuevo escenario de igualdad.

Más allá del resultado y de sus incidentes, el Deportes Melipilla y Deportes Copiapó marcó un hito sin retorno: el fútbol ya nos pertenece.