El gran salto de Deportes Limache y Rodelindo Román a la Segunda División

Ambos clubes cumplieron una gran campaña para lograr el objetivo soñado en el torneo de la Tercera División.

Por GERARDO SILVA

Finalmente, no hubo sorpresa en las semifinales de la Tercera División de nuestro fútbol y los dos grandes favoritos son los que ascienden al fútbol profesional, específicamente a la Segunda División: Deportes Limache y Rodelindo Román.

Ambos, con merecimientos deportivos y también institucionales, lograron el ansiado ascenso. Claramente son las dos instituciones qué más esfuerzo han realizado para salir del amateurismo, invirtiendo mucho dinero para poder lograrlo. Así como usted lo escucha, «invirtiendo mucho dinero», porque en la Tercera División, contra todos los principios y reglamentos, sí se remunera para que los futbolistas puedan participar de este torneo. Además de los viáticos, están los traslados, las concentraciones y un sinnúmero de gastos operativos.

Deportes Limache venía bregando desde hace varias temporadas, cayéndose siempre al llegar a la meta; sin embargo, en esta oportunidad, en un campeonato express en donde mantuvieron la motivación y la jerarquía que les acostumbra, pudieron armar un buen equipo y contar con los servicios de un técnico probado en la categoría: Italo Pinochet. Fue así como superaron la primera fase de grupos sin mayores dificultades, luego cuartos de final y ahora en semifinal, ganándole por 2-0 a su similar Provincial Ranco en el partido de ida y empatando a dos goles en el de vuelta. 

Nunca antes en la Tercera División había ascendido un equipo  jugando sólo 10 partidos, pero claramente la pandemia obligó a los directivos de la categoría a reformular su torneo para sacarlo adelante.

Lo propio realizó el club Rodelindo Román, de propiedad de  Arturo Vidal, quien también, a pesar de las dificultades del año, mantuvo firme su convicción y su plantel trabajando de acuerdo a las circunstancias, cumpliendo con sus remuneraciones para mantenerlos motivados en busca del ascenso que finalmente lograron. Para ellos fue un poco distinto porque si bien es cierto ganaron en el partido de ida a Municipal Santiago por la cuenta mínima, en el encuentro de vuelta estaban perdiendo dos goles a cero y todo parecía cuesta arriba. Finalizando el primer tiempo se quedaban, además, con un hombre menos y parecía que todo estaba sentenciado. 

Sin embargo su técnico Rodolfo Madrid se las arregló para modificar su estructura táctica y mantener el volumen ofensivo que necesitaba para acortar las cifras. Fue así como rápidamente descontó y luego de unos minutos logró alcanzar el empate qué le permitía el ascenso. Sin embargo esto no sería todo, aún quedaba un capítulo en ésta  historia: en el minuto 93, el árbitro asignado sentencia un penal a favor de Municipal Santiago, que de convertir, llevaba el encuentro a definición por lanzamientos penales.

Lamentablemente para municipal Santiago y favorablemente para Rodelindo Román, el penal fue  desperdiciado y así el equipo del “Rey” Arturo se desata en una tremenda celebración.

Así las cosas, ambos equipos aprovecharon este singular torneo y consiguieron sus respectivos ascensos muy merecidos. Todo dentro de las reglas de la Tercera División: sus técnicos cumplieron perfectamente con las expectativas. Por un lado, Rodolfo Madrid lleva a Rodelindo Román desde la Tercera División B hasta la Segunda División en sólo tres años, todo un logro para este joven director técnico. Y, por otro lado, Italo Pinochet asciende a su tercer equipo desde la Tercera División A a la Segunda División profesional: ya lo había hecho con General Velásquez en 2017 y con Lautaro de Buin el 2018. De lograr el campeonato en su definición con Rodelindo Román se convertirá en el único técnico en lograr tres títulos de campeón en la categoría, lo que también es un tremendo logro para un técnico ya un poco más experimentado, pero que ha sabido luchar contra la adversidad y sacar adelante sus proyectos.

Felicitaciones para los directivos, cuerpos técnicos, futbolistas y seguidores de los clubes Deportes Limache y Rodelindo Román por llegar al fútbol profesional, y desearles el mayor de los éxitos para las próximas temporadas.