El impacto de la “legión extranjera” rebela al fútbol chileno: aumento de la cuota amenaza al torneo

El cambio de bases resuelto por los clubes, que es resistido por el Sindicato de Futbolistas, permitirá que esta temporada se establezca en Primera División un récord de presencia foránea con 96 jugadores extranjeros en los 16 equipos.

Por CAMILO REY / Foto: ARCHIVO

Mientras el medio debate la compleja renovación y el lento proceso de recambio en La Roja, así como el deterioro del trabajo formativo en las divisiones inferiores, en una medida de carácter histórico, el Consejo de presidente de clubes de la ANFP aprobó el aumento de cinco a seis extranjeros permitidos por equipo en la Primera División este 2024.

Si ello se refrenda, será la primera vez que en las canchas nacionales podrá haber más jugadores foráneos que chilenos en los cuadros en competencia: (6 contra 5).

Aunque el presidente del organismo Pablo Milad se había comprometido con el Sindicato de Futbolistas Profesionales a mantener la cuota vigente, finalmente el interés de los clubes así como la gravitación que hoy tienen los agentes de futbolistas en el manejo de las instituciones cargó la balanza hacia un aspecto conflictivo.

Y es que el Sifup expresó de inmediato su discrepancia con una decisión que afecta a los futbolistas nacionales y al desarrollo de la actividad.

Frente a ese cambio forzado en las bases, el organismo gremial difundió en sus redes sociales una publicación en la que manifestaba “no a los seis extranjeros en cancha. No al modelo de negocios de algunos clubes”, argumentando además su desacuerdo con que “sólo nueve clubes impongan sus intereses económicos por sobre el desarrollo del fútbol chileno”.

En la misma publicación mencionó a los clubes Universidad de Chile, Huachipato, Colo Colo, Audax Italiano, Ñublense, Palestino, Everton, Coquimbo Unido y Unión La Calera como los responsables de la medida.

LA SUPERCOPA EN SUSPENSO

De acuerdo al calendario, la temporada 2024 se abre el 11 de febrero en el Estadio Nacional con el partido entre Huachipato y Colo Colo, a pesar de que el Sifup no descarta una paralización con el fin de que se revierta la determinación del Consejo de Clubes.

En rigor, los efectos principales de aumentar la cuota de extranjeros apuntan a dos aspectos: como ha ocurrido hasta hoy, favorece la llegada de más jugadores foráneos de baja cotización y en la fase descendente de su carrera, que no enriquecen el nivel actual; y el efecto del mismo proceso sobre el trabajo y la promoción de jugadores de proyección en ls divisiones inferiores.

“Como directiva del Sindicato de Futbolistas Profesionales rechazamos completamente la nefasta medida aprobada por el Consejo de Presidentes, en la que permitirá alinear a seis jugadores extranjeros en Primera División, a partir del próximo torneo nacional”, expuso públicamente el Sifup.

“Esta decisión afecta negativamente en la formación de jugadores nacionales y en la competitividad de la selección chilena. Tampoco ayuda ni garantiza una mayor competencia en nuestra liga, sino que potencia el negocio de los clubes cuyas propiedades son o están relacionadas con agentes de jugadores”, agrega la declaración.

Finalmente advierte que “tomamos contacto con los delegados y capitanes de todos los equipos profesionales chilenos para analizar las medidas a tomar, que serán drásticas”.

La pugna ya está planteada y, probablemente, la controversia se convierta en una lucha de poderes entre los grupos, empresarios o agentes que hoy controlan la concesión de numerosos clubes y la postura gremial para proteger –como en cualquier actividad de libre mercado- la “industria” nacional.