“El mayor temor” se hizo realidad: Rusia redujo el suministro de gas a Europa

Moscú recortó los suministros de energía para la Unión Europea (UE) y provoca el pánico en los aliados de Estados Unidos, por la posible escasez de gas en la previa del inicio del invierno boreal en Europa.

La empresa rusa Gazprom afirmó que reducirían a la mitad el flujo de gas, hasta alcanzar el 20%, en el gasoducto de Nord Stream 1 hacia Alemania. Ante esto, la Casa Blanca envió a Europa al coordinador presidencial para la energía mundial, Amos Hochstein, para discutir, en París y Bruselas, los planes de contingencia con el grupo de trabajo de EEUU y la UE.

Estados Unidos y Bruselas le pidieron al resto de los países de la UE que redujeran su gasto de gas, para que, en un plazo de agosto a marzo, el uso de gas disminuyera en un 15%. Los funcionarios estadounidenses dicen que “éste era nuestro mayor temor”, ya que el impacto en Europa podría remecer a Estados Unidos, con el precio del gas natural y la
electricidad.

La posibilidad de aumentar la producción de energía nuclear en toda Europa es algo que se debatirá en los próximos días, pero la mayor traba está en Alemania, puesto que tenían planeado eliminar el uso de energía nuclear para diciembre del 2022. Esta opción pondría en jaque las aspiraciones del gobierno de Joe Biden, que espera poder convencer a los germanos de extender los plazos para apaciguar la crisis y prolongar la vida útil de tres centrales
nucleares alemanas.

Estados Unidos trabaja palmo a palmo con Alemania y Francia para tratar el tema de la crisis energética, ya que están muy preocupados por lo que pueda acontecer en el invierno boreal y las dificultades que traería para llenar las reservas los próximos meses debido a la baja capacidad que tendrá el gasoducto Nord Stream 1.

«Esta es una guerra abierta del gas que Rusia está librando contra una Europa unida», afirmó el presidente ucraniano Volodymr Zelensky. Los funcionarios de EEUU aseguran que Rusia está «arremetiendo» y «desestabilizando Europa», porque en Ucrania no estarían logrando sus objetivos.

Según un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos (CSN), Rusia estaría utilizando el gas natural “como arma política y económica». Además, aseguró que seguirán trabajando con Europa para reducir la dependencia de la energía rusa.

El 72% del gas ruso que se exporta al mundo, va a Europa. Alemania (16%), Italia (12%), Francia (8%) y Bielorrusia (8%) son quienes más consumen en el continente y en el planeta, por lo tanto, serían los países más afectados por la crisis energética.