El mundo está expectante: Rusia y China realizan ejercicios militares conjuntos

El operativo se lleva a cabo de acuerdo con el plan anual de cooperación entre ambas fuerzas armadas.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Las fuerzas armadas de China y Rusia sostienen el ejercicio naval “Mar Conjunto 2022” en las aguas desde el este de la zona marítima de Zhoushan hasta Taizhou, en la provincia de Zhejiang, este de China, a partir del 21 de diciembre, de acuerdo con la Armada china.

El ensayo tiene como objetivo demostrar “la determinación y capacidad de las dos partes para responder conjuntamente a las amenazas de seguridad marítima y mantener la paz y estabilidad internacionales y regionales, y de profundizar aún más la asociación estratégica integral de coordinación de la nueva era entre China y Rusia”.

La actividad se prolongará hasta el 27 de diciembre, mientras se informó que en la ceremonia de inauguración participaron el destructor chino Jinan y el crucero antimisiles ruso Variag (en la foto principal)

El director ejecutivo de las maniobras por la parte china, Wang Yu, pronunció un discurso en el que resaltó “la profundización” de la “asociación estratégica integral de coordinación entre China y Rusia” y la “cooperación amistosa” entre los ejércitos de ambos países, todo ello bajo el “liderazgo personal” del presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Esta edición marca el décimo aniversario de los ejercicios, un período en los que ambas naciones han “ahondado” en el contenido de las maniobras y “estandarizado” su modelo organizativo, señaló Wang, que añadió que China y Rusia tienen “un alto grado de confianza mutua”.

Tras el discurso de inauguración, se llevaron a cabo ejercicios de formación y de comunicación y simulacros de seguridad relacionados con la operación de helicópteros.

Asimismo, intervendrán en los próximos días por el lado de China el destructor Baotou, las fragatas de misiles Binzhou y Yancheng, submarinos y sistemas de radares aerotransportados y, por la parte rusa, el destructor Almirante Shaposhnikov, además de otras naves y barcos de suministro.

Las maniobras tienen lugar en las aguas frente a las ciudades costeras de Zhoushan y Taizhou, a unos 500 kilómetros de la costa norte de la isla de Taiwán.

En un escueto comunicado, la cartera de Defensa china explicó que el objetivo de los ejercicios es “demostrar la determinación y la capacidad de las dos partes para responder conjuntamente a amenazas a la seguridad marítima y mantener la paz y la estabilidad internacionales y regionales”.