El Pirata dejó sin cuenta de ahorro a la UC

Con un triunfo que no admite cuestionamientos, Coquimbo Unido se impuso 2-1 a la Universidad Católica, que fue superada en el juego y en el marcador. 

Por MATÍAS ALCÁNTARA

Pese a ocupar el primer lugar de la tabla, la Católica está pasando por un momento delicado en el plano local. Porque en ocho días sumó dos derrotas: ante Curicó (partido que por fin se pudo completar), y ahora ante el equipo Pirata. Entre medio superó a Cobresal, en un encuentro en que comenzó perdiendo.

Pero más allá de lo numérico, lo preocupante para la UC es la baja en el rendimiento, tanto colectivo como individual. Hay jugadores que están muy por debajo del nivel acostumbrado, como Luciano Aued, que pese a convertir el descuento en el minuto 90, está lejos de ser el futbolista de las temporadas anteriores: lento, con poco timing, errático en la entrega. O Lezcano, que hace varios partidos está haciendo méritos para ocupar un lugar en la banca.

En la Cuarta Región la UC jamás se sintió cómoda. De hecho sufrió el partido porque generó casi nada y poco pudo hacer para controlar el despliegue de Farfán y la calidad de Abrigo, el mejor jugador del partido. Si bien en el primer tiempo Dituro no fue mayormente exigido, Coquimbo siempre se vio más consistente, especialmente a partir de la apertura de la cuenta.

Antes del primer tanto de Abrigo, en el minuto 37, Coquimbo prevalecía en la lucha que se daba en la media cancha, presionando la primera salida de Católica. Y esa presión los locales la intentaban hacer prácticamente en todos los sectores, cortando siempre la posibilidad de algún pase filtrado. Y en el mano a mano, los defensores locales estuvieron muy concentrados. Puch, por ejemplo, que en el partido anterior abrió permanentemente a la defensa de Cobresal, no tuvo espacios para hacer de las suyas ante el equipo de Juan José Rivera, que claramente le ganó el duelo táctico a Holan.

El entrenador argentino de la UC por momentos perdió la compostura: no fue expulsado pese a los insultos de grueso calibre que intercambió con la banca rival, luego de estimar que una falta cometida a Puch ameritaba expulsión y no la tarjeta amarilla que se llevó González. 

En el segundo tiempo no pudo jugar Saavedra, que recibió una falta que lo sacó de la cancha segundos antes del gol de Abrigo, que le ganó la posición a Fuenzalida para aprovechar un buen centro de Farfán. 

Juan Fuentes tuvo la oportunidad de debutar en el mediocampo de la UC, cuadro que ganó un raspador con pierna fuerte, pero que perdió buen pie para la salida sin Ignacio Saavedra.

Definitivamente la noche no estaba para Católica, porque el equipo que dominó gran parte del complemento fue Coquimbo, que hizo tanto mérito para alcanzar el 2-0 que finalmente lo consiguió con otro tanto de Abrigo, en el minuto 68, con un suave remate que dejó sin reacción a Dituro (el arquero pudo haber hecho algo más para evitar el tanto).

Holan intentó una reacción con los ingresos de Buonanotte y Munder, pero esta vez el ingreso del Enano no cambió mayormente el panorama, aunque sí la UC comenzó a merodear el área de Orellana, que tuvo muy poco trabajo. El ingreso del chileno cubano, en tanto, tuvo cero trascendencia.

Coquimbo pudo haber decretado el tercero, tuvo dos oportunidades muy claras para eso, pero fue la UC la que finalmente anotó el gol de la ilusión, con una gran maniobra del zurdo Aued que definió de derecha, justo cuando se cumplía el minuto 90. Y la esperanza del líder se sustentaba en los siete minutos de adición, pero ahí los locales no sufrieron, porque intentaron mantener el balón lo más lejos posible de la propia portería. Y Católica no pudo generar una última jugada de peligro.

La UC perdió la cuenta de ahorro y ve como La Calera y la Unión Española le respiran de cerca, a sólo tres puntos, brindando al cuadro de Santa Laura la gran posibilidad de alcanzar la cima cuando enfrente a Wanderers en Valparaíso.

PORMENORES

Estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

Árbitro: Juan Lara,

Coquimbo (2): G. Orellana; V. González, F. Pereyra, R. Osorio; J.C. Espinoza (67′, N. Berardo), F. Manríquez, D. Aravena, J. Salas; J. Farfán (86′, R. Arace), J. Abrigo (86′, F. Villagrán); C. Salas (61′, L. Palacios). DT: Juan José Ribera.

U. Católica (1): M. Dituro; J.P. Fuenzalida, G. Lanaro, V. Huerta, A. Parot (71′, R. Rebolledo); M. Núñez (72′, D. Buonanotte) I. Saavedra (46′, J. Fuentes) (90+3′, D. Valencia), L. Aued; G. Lezcano, F. Zampedri, G. Lezcano (76′, C. Múnder). DT: Ariel Holan.

Goles: 1-0: 37′, Abrigo (COQ); 2-0: 68′, Abrigo (COQ); 2-1: 90′, Aued (UC).

Tarjetas amarillas: González, Pereyra y Berardo (COQ); Huerta y Núñez (UC).