Germán Corengia

El regreso del fútbol trajo las excusas consabidas de los que perdieron

La “falta de tiempo” para una adecuada preparación fue la disculpa más socorrida por parte de aquellos que no sumaron puntos. Pero cuidado, que antes de la para ya había técnicos caminando por la cornisa y sólo fueron salvados por la pandemia.

Por GERARDO SILVA

¿A alguien le pueden sorprender las declaraciones reiteradas de los técnicos perdedores de esta fecha del retorno del fútbol chileno? Se repite, como era de esperar, una excusa para mí sin fundamento alguno: que la falta de entrenamiento, la falta de ritmo, la falta de competencia. En definitiva, la escasez de tiempo para preparar a los equipos fue la principal razón que esgrimieron cada uno de los técnicos que perdieron el partido. De los otros, los que ganaron, no vamos a decir nada, porque solamente quedaron satisfechos con el resultado y pensando que han hecho bien las cosas. 

Todos los equipos tuvieron que someterse a un protocolo estándar para sacar adelante un proceso de preparación que les permitiera llegar en las mejores condiciones al primer partido. Nadie puede pretender que lleguen en las óptimas condiciones para enfrentar un torneo de esta envergadura. Por lo tanto, se podía prever cuál iba a ser la “vedette” de las excusas. Como ya lo dije, el libreto estaba aprendido para cuándo llegará el momento de enfrentar el tema.

El mayor problema es cuánto tiempo se puede sostener el mismo discurso; no olvidemos que cualesquiera sean las circunstancias los equipos que juegan en el fútbol chileno tienen su respectiva hinchada que poco a poco, y según vayan pasando las fechas seguirán manifestándose a favor o en contra de lo que está sucediendo con sus equipos.  Y los dirigentes tendrán que estar muy atentos para tomar medidas oportunas, porque sin duda se hace necesario, para una buena administración económica institucional, que esta vaya de la mano con un buen rendimiento deportivo.

Los cuerpos técnicos deben y tienen la obligación de hacerse responsables del trabajo que pudieron realizar durante la pandemia y deben asumir el costo de éste o el beneficio del mismo. Por tratarse de la primera fecha post pandemia, debemos aceptar el discurso desde una mirada objetiva y analítica, pero no olvidemos que, al paralizar el fútbol, había técnicos agonizantes que si no logran enmendar el rumbo en estas primeras fechas, definitivamente tendrán que abandonar sus puestos de trabajo.

Nada nuevo, nada que nos escandalice. Todos sabemos que el fútbol es eso: resultado y nada más que resultado, y los técnicos deben estar conscientes de que son éstas las circunstancias en las que están celebrando cada uno de sus partidos, con mucha presión futbolística y una tremenda presión psicológica que sólo los más preparados serán capaces de superar y, por supuesto, posicionar a su plantel entre los mejores y así obtener rendimientos que les permitan obtener algo de lo que está en juego en este torneo de la temporada 2020.

Temporada que, sin duda, será recordada como la más extraña que podamos haber vivido. Los amantes del fútbol, esperemos un par de fechas. No nos adelantemos a ofrecer un juicio. Solamente estemos muy atentos a las determinaciones que se toman en cada uno de los clubes a raíz de los resultados.

Todas estas alternativas serán analizadas en la revista El Ágora, por cierto, la más leída del país.