El reto mayor que presiona a Berizzo ante Perú: desactivar la alerta “roja”

Tras un comienzo deficiente en las Clasificatorias, Chile está obligado a ganar como local aunque su fondo de juego no fomenta el optimismo y el técnico continúa una búsqueda de nombres y funcionamiento que tampoco admite más tiempo de espera.

Por DANIEL PÉREZ PAVEZ / Foto: ARCHIVO

Un punto de seis en dos fechas de las Clasificatorias transparentan la inquietante radiografía de Chile en el umbral de enfrentar, este jueves y el martes próximo, dos partidos determinantes para impulsar su ilusión mundialista. Sin fondo de juego ni resultados que permitan respaldar la propuesta del técnico Eduardo Berizzo, el encuentro venidero ante Perú (21:00, estadio Monumental) resulta clave en una prematura etapa de definiciones donde el hincha y la crítica reclaman avances reales según un plan que navega sin una brújula con horizontes claros.

Y es que luego de una batería de amistosos insulsos, La Roja perdió con Uruguay y empató con Colombia sin jugar bien o, al menos, sin mostrar aquel funcionamiento que sustenta -a fin- la base de los resultados probables…

Demasiado distante de los tiempos en que la pretensión de victorias se solventaba en el despliegue de Vidal, el desequilibrio de Alexis y los goles de Vargas (¿se acuerda de Eduardo Vargas?), este equipo navega a la deriva de las individualidades y, a menudo, también parece huérfano de aquel contenido futbolístico del que debe dotarlo su responsable técnico.

Berizzo sorprende más en detalles de las convocatorias que en la cancha, en realidad: en esta citación, por ejemplo, desplazó al portero Cristóbal Campos por Fernando De Paul, así como renominó a Alexander Aravena y consideró al lateral Matías Fernández, figura del Independiente del Valle, campeón de la Copa Sudamericana y la Recopa 2022.

De 28 años, formado en Wanderers y con un paso por La Calera, sin embargo Fernández cumple la misma función de Matías Catalán, quien es central y marcador de punta, pero que fuera uno de los valores más elogiados en el último empate con Colombia. Al fin, la búsqueda febril continúa, aunque el entrenador ahora podrá contar también con Paulo Díaz -figura en River Plate- para potenciar la zaga, acaso desplazando a Gary Medel a una función de mediocampo.

¿A GANAR COMO SEA?

Respecto a la doble fecha anterior, tanto Ben Brereton como Alexis Sánchez llegan con más continuidad de juego. pero sin goles anotados a reeditar una fórmula ofensiva donde Berizzo los considera “imprescindibles”.

Como sea, las expectativas no se desmiden, de cara a un adversario capacitado y con números idénticos ante rivales más jerarquizados: Perú viene de perder con Brasil y empatar con Paraguay de visitante. Hasta acá, la crítica limeña le concede tiempo y paciencia al nuevo DT, Juan Reynoso, que intentar reflotar el alto rendimiento alcanzado por la selección durante el auge de la etapa conducida por Ricardo Gareca.

En rigor, ambos transitan carriles similares e inciertos, empeñados en la búsqueda de una identidad que les permita competir en Sudamérica con las prestaciones que no hace tanto les hiciera respetables y competitivos. Por cierto, en Chile los argumentos no asoman tan claros y hasta el discurso denota esa línea. “Es un partido muy importante para nosotros.Y tenemos que conseguir los tres puntos de cualquier forma”, declaró en rueda de prensa el zaguero Gabriel Suazo, resucitando una vieja y peligrosa frase donde el fin justifica los medios…