El suspenso manda en la Tercera División

Faltando tres fechas, todo está por decidirse en la lucha por el ascenso al fútbol profesional. Dos técnicos, Italo Pinochet y Luis Pérez, están haciendo historia. Y cinco equipos tienen posibilidades de lograr las dos vacantes.

Por GERARDO SILVA / Foto: ARCHIVO

A falta de tres fechas para el término de la liguilla de promoción en Tercera División, aún existe mucha incertidumbre al respecto de cuáles serán los dos equipos que se adjudicarán el premio mayor: ascender a la tercera serie del fútbol profesional chileno.

Desde un tiempo a esta parte, dos técnicos le han tomado el pulso a la categoría. Se trata de Italo Pinochet Cresto y Luis Pérez Franco, ambos técnicos probados, con excelentes resultados. El primero ya ascendió con General Velásquez, Lautaro de Buin y Deportes Limache; ahora está muy cerca de conseguir un nuevo ascenso con Deportes Colina. De conseguirlo, se transformará en el técnico más exitoso de la tercera división del fútbol chileno.

A la vez, Luis Pérez Franco supo de ascensos con Deportes Linares y Trasandino de Los Andes; ahora, una vez más, tiene al Albirrojo de la Séptima Región en el primer lugar, muy cerca de lograr su tercer ascenso.

Con sus respectivos esquemas y disposiciónes tácticas, ambos técnicos se perfilan como favoritos para quedarse con los cupos que ofrece la división para el fútbol profesional. Ahora bien, no están jugando solos: hay equipos que también se han perfilado de buena forma como para aspirar al profesionalismo. Uno de ellos es Provincial Osorno que, luego de un repunte extraordinario, se encuentra en la parte alta de la tabla a pocos puntos del líder. Misma cosa para Provincial Ovalle, Unión Compañías y Deportes Rengo.

Aquí me detengo para hacer una mención honrosa: el equipo de la Sexta Región (foto principal) se veía como el más débil de la categoría y estuvo prácticamente toda la primera rueda en el último lugar; sin embargo, el técnico Matías Garrido activó la tecla precisa y justo a tiempo para que el equipo auriazul compusiera su rendimiento y consiguiera los puntos necesarios para posicionarse muy arriba en la tabla. Con esto, además de postularse para ser candidato al tan preciado ascenso, se transformó en el equipo más temido de la división.

El próximo fin de semana se juega la duodécima fecha y trae una programación no apta para cardíacos.

Unión Compañías, con 14 puntos, recibe en el Bicentenario de La Serena a Italo Pinochet y su escuadra, los eléctricos de Colina, segundo lugar en la tabla con 18 unidades.

Mientras tanto, en el norte del país, en el estadio Diaguitas, los del Limarí (15) reciben al puntero del certamen, Deportes Linares (21).

En la capital, Municipal Santiago (11) será local ante Provincial Ranco (11), ambos equipos con mínima posibilidad de alcanzar el segundo lugar que les permita el milagro del ascenso.

Y en el Guillermo Guzmán Díaz se jugará un partidazo: el sorprendente Bravo entre los Bravos recibe a un histórico del fútbol chileno: los Toros de Osorno, que viene haciendo muy bien las cosas en las últimas fechas y totaliza 17 puntos en el segundo lugar de la tabla de posiciones. Los oro y cielo de la Sexta Región, gracias al increíble repunte, ya tienen 14 y en esta fecha podrían alcanzar a su rival de turno y enfrentar las dos últimas fechas con grandes posibilidades.

Así está el torneo. Cualquier cosa puede pasar. Si los punteros logran vencer en esta jornada, estarán muy cerca de conseguir el ascenso y sus técnicos de sumar un pergamino más en su carrera. De no ganar, el torneo se pondría al rojo vivo a falta de dos fechas, se apretaría la tabla y sería muy difícil pronosticar quiénes seran los dos equipos que lleguen al fútbol profesional en la temporada 2023.