El tren de la U llegó a Copiapó, la estación terminal…

Los nortinos se impusieron por 3-1 al mismo equipo azul irreconocible del último tiempo, que ya suma ocho fechas sin una victoria y que analiza la desvinculación del técnico Mauricio Pellegrino como una «solución  de manual» para descomprimir el descontento de la hinchada.

Por DANIEL PÉREZ PAVEZ / Foto: ANFP

En los últimos dos meses, con una cosecha deprimente de seis derrotas y dos empates, en la  U no se ve alguna luz al final del túnel. En la nueva caída de este domingo en Copiapó, frente a un rival recuperado en lo anímico y futbolístico tras la llegada de Ivo Basay, el equipo del técnico Mauricio Pellegrino volvió a representar la suma de todos los males y, en definitiva, recibió el castigo merecido en un partido tan discreto como sus protagonistas.

Deportes Copiapó atraviesa el proceso inverso al de los azules y, gracias al ordenamiento general que aplicó el nuevo comandante, sumó su sexta jornada sin derrotas y acredita un repunte notable para despegarse lentamente del pantano del descenso. Si algo diferencia a ambos en esta encrucijada es el contenido futbolístico de uno y otro: los nortinos se despliegan con énfasis defensivo, pero cuentan con un 10 clásico como Jorge Luna –un talentoso superviviente en esa función- y delanteros que son cazadores de área, Díaz y especialmente Quinteros, quien anotó el 1-0 a los 5’ con un cabezazo certero frente al tibio manotazo de Toselli. Esos atributos, añadidos a una aplicación sin claudicaciones, lo hacen un equipo tan rescatable como capaz de sobreponerse a sus limitaciones.

La “U”, esta U descafeínada al menos, no cuenta con lo uno ni lo otro, al menos en esta coyuntura fatal. Es cautiva de sus bajos rendimientos individuales, por un lado: Nicolás Guerra sumó a ello el infortunio del autogol a los 23’ y el penal cometido a Reynero en el segundo tiempo; Zaldivia –un capricho de Berizzo en la selección- volvió desconectado y en sus errores atrapa a Casanova; mientras que Leandro Fernández se muestra luchador pero Assadi ni Huerta son interlocutores en esa dinámica personal. Y, además, está su poca densidad futbolística, la ausencia de una estructura que le permita desenvolverse conforme a una idea general que sustente su funcionamiento y le mantenga indemne a las bajas de “voltaje” en las luces de sus principales faros.

Luego del 2-1 parcial, la U se desmadejó completamente y los cambios provocaron mayor confusión en la búsqueda general en una lucha que Copiapó manejó desde el tablero de Basay, con cambios atinados y refuerzo defensivo para dejar desgastarse el rival a la espera del golpe definitivo. Y que fue el penal de Manuel López a los 80’ para liquidar la última reacción de un oponente enceguecido, falto de ideas y absolutamente inseguro de sus medios.

El juego de la U, al fin, no se conecta con las expectativas generales y Pellegrino, desde su honestidad, no intenta disfrazarlo. “Por ahí, a veces el entrenador se tiene que ir, a veces lo pienso. Yo a la institución, en su momento di el paso al costado (…) Yo tengo dignidad porque estoy poniendo la cara. Perdemos, el entrenador se va, pero el entorno sigue donde mismo, la solución no siempre es que se vaya el DT. Responsabilidad tenemos todos, jugadores, yo, el club, los dirigentes”, expresó tras el desastre de Copiapó. Otras voces de camarín garantizan que su salida es un caso resuelto y subordinado a un “arreglo económico” que le evite al club desembolsar en su indemnización casi la misma suma que obtuvo por la fantástica venta del joven Darío Osorio…

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 24.

Estadio: Luis Valenzuela Hermosilla de Copiapó.

Árbitro: Fernando Véjar.

Deportes Copiapó (3): N. Espinoza; A. Ortiz, N. Vargas, D. García; F. Reynero, J .Jaime, Iván Rozas, Y. Oyanedel, J. Luna; I. Díaz, M. Quintero. DT: Ivo Basay. Cambios: 46’, J. Sills por Ortiz; 66’, M. López por Díaz; 74’, M. Medel por Quinteros; 90+6’, L. Cabrero por Jaime y J. Contreras por Luna.

Universidad de Chile (1): C. Toselli; Y. Andía, M. Zaldivia, L. Casanova, M. Morales; N. Domínguez, E. Ojeda, F. Mateos; R. Huerta, L. Fernández, N. Guerra. DT: Mauricio Pellegrino. Cambios: 58’, J. P. Gómez por Andía y L. Assadi por Domínguez; 82’ R. Cordero por Ojeda, J. Fuentealba por Huerta e I. Tapia por Casanova.

Goles: 5’, Maximiliano Quinteros, cabezazo (DC); 32’, Nicolás Guerra, autogol (DC); 45’, Leandro Fernández (U); 80’, Manuel López, de penal (DC).

Tarjetas amarillas: Espinoza, García y Medel (DC); Fernández, Mateos, Huerta y Casanova (U).