El tricampeón se despidió ganando

En un partido sin presión para ninguno de los dos equipos, la Universidad Católica se impuso 2-1 a la Universidad de Concepción, cuadro que reservó titulares a la espera de saber si jugará el partido por la permanencia. Fernando Zampedri anotó el gol de la victoria, conquista que lo convirtió en el máximo artillero del certamen.

Por MATÍAS ALCÁNTARA / Foto Agencia UNO

Católica lució su título ganando en Concepción ante un equipo que optó por presentar un cuadro alternativo pensando en el eventual partido de la salvación. Porque para el Campanil, independiente del resultado de esta mañana, sus expectativas están puestas en la jornada de la tarde para saber si desciende directamente o si tendrá una nueva oportunidad de mantener la categoría.

La UC fue recibida en la cancha por un pasillo formado por los jugadores de la Universidad de Concepción, una costumbre que nació en Europa para reconocer los méritos del equipo campeón. En Chile no es tradición todavía, pero por la buena relación que mantienen cruzados y universitarios penquistas, se llevó a cabo.

El partido tuvo varias emociones, partiendo por las que ofreció Toselli, que jugó su primer partido en el campeonato. El meta evitó varios goles locales, demostrando que sus reflejos están intactos. Pero no pudo con el autogol de Parot, que en su afán de despejar el balón, mandó un frentazo directo a la red (43`).

En el complemento Holan apostó por la cantera, y los jóvenes Tapia y Montes le respondieron. Los dos delanteros le ofrecieron otra fisonomía al ataque cruzado, al punto que Tapia empató dos veces el partido, aunque el primer gol se lo anularon por mano previa de Zampedri. El segundo sí valió: buena definición con poco ángulo (71`).

Mientras tanto, pese a que el partido solo era útil en lo estadístico, Holan lo vivía con mucha intensidad. Mostrando su enojo en cada ataque desperdiciado, invitando a Zampedri a la tranquilidad. Porque el artillero argentino estaba a un gol de transformarse en el máximo artillero del torneo, conquista que finalmente llegó luego de perderse un gol increíble bajo del arco: la estrelló en el vertical. Pero su cabezazo en el minuto 82 le dio la victoria a la UC y lo dejó como máximo anotador con 20 conquistas.

La UC termina de la mejor manera un campeonato que también lo inició muy bien, pero que en la recta final tuvo una baja en el rendimiento que puso un signo de interrogación en su objetivo de ganar el primer tricampeonato. Pero sus escoltas también sufrieron y no pudieron darle caza. 

El desafío para Católica es pensar en la Copa Libertadores y dar el gran salto internacional. Holan, para renovar, exigió tener mejores herramientas para afrontar los futuros desafíos, donde también aparece el tetracampeonato.    

PORMENORES:

Estadio Municipal Alcaldesa Ester Roa Rebolledo, de Concepción.

Árbitro: Cristián Droguett.

U. de Concepción (1): R. Leyton; F. Orellana (89′, P. Fuentes), J. Abarca, H. Cavero, R. Segovia (89′, J. Carreño); A. Robles, M. Segura; G. Córdoba (70′, A. Ramírez), M. Quinteros (70′, L. Povea), J. Patiño; G. Alles. DT: H. Balladares.

U. Católica (2): C. Toselli; R. Rebolledo, T. Astaburuaga, A. Parot, J. Cornejo; I. Saavedra, L. Aued; G. Lezcano (46′, C. Montes), D. Buonanotte (72′, D. Valencia), M. Núñez (46′, G. Tapia); F. Zampedri. DT: A. Holan.

Goles: 1-0: 43′, autogol de Parot (UDC): 1-1: 71′, Tapia (UC); 1-2: 82′, Zampedri (UC). 

Tarjetas amarillas: Córdoba y Abarca (UDC); Valencia y Astaburuaga (UC).