El twitter de Antillo

En su cuenta de twitter, el presidente y dueño de Audax Italiano Lorenzo Antillo, lanzó la bomba que, finalmente, desnaturalizó y desligitimizó definitivamente el torneo nacional 2020. 

Por SERGIO GILBERT J.

Antillo dijo con todas sus letras en el mensaje aquel que al suspenderse el partido entre Colo Colo y Unió La Calera -programado para este sábado en el Monumental- había comenzado el “salvataje” de la ANFP a los albos (para que no desciendan a la Primera B) puesto que la determinación no había sido supuestamente tomada por la Comisión Médica.

Curioso. En rigor, a Colo Colo no le convenía suspender el encuentro ante los caleranos toda vez que éstos, abrumados por la cantidad de jugadores en cuarentena por dar positivos en el PCR, iban a presentar un equipo diezmado, con varios suplentes y juveniles, lo que supuestamente favorecería a los dirigidos de Gustavo Quinteros.

¿Por qué, entonces, Antillo dijo que se ayudaba a Colo Colo?

Fácil de entender si se empieza a desembrollar la madeja.

Antillo -derrotado candidato a encabezar la ANFP en las últimas elecciones frente al elegido del gobierno, Pablo Milad- está en plena compaña desestabilizadora de la administración del ex intendente del Maule.

Piensa el presidente de Audax -no con cierta razón- que Milad ha hecho una mediocre y errática conducción del fútbol chileno en estos meses de gestión y que moviendo un poco el árbol, agitando las aguas, produciendo la sensación de inestabilidad puede poner en entredicho la continuidad del ex funcionario gubernamental y hasta forzar una especie de rebelión que pueda permitirle a él volver a luchar por cumplir su sueño de ser quien conduzca el fútbol chileno.

No es una mala estrategia ni tampoco una errada percepción la de Antillo.

Pablo Milad no ha subido los bajos estándares que presentaron sus inmediatos predecesores en la testera de la ANFP. Más bien, ha sido tan ineficiente y poco resolutivo como ellos. En el tema del reinicio del torneo en época de pandemia, Milad asumió como la pieza fácilmente direccionable para llevar a cabo las directrices elaboradas en La Moneda, para echar a andar la máquina futbolística sin que ni siquiera aportara con ideas o un reglamento interno de la actividad en caso del incumplimiento de los protocolos (como quedó en evidencia a partir de la suspensión del partido Colo Colo-Antofagasta).

Milad tampoco ha sido capaz de liderar un tema tan sensible como el de la continuidad del seleccionador nacional, Reinaldo Rueda. “Si se queda está bien y si se va, está bien”, dijo más o menos cuando, a fuerza de la evidencia, salió a confirmar que Rueda estaba conversando con la Federación colombiana. Un desastre como líder…

La gran metida de pata presentando con dos ministros un terreno que supuestamente sería entregado para construir el nuevo Juan Pinto Durán y que era del Ejército, más los cada vez más inorgánicos criterios para suspender algunos partidos del torneo y otros no, hacen que Pablo Milad esté en la mira como un posible gobernante efímero.

Lorenzo Antillo lo sabe. Muy bien. Y cuenta con aliados poderosos para dar el zarpazo cuando Milad finalmente caiga el abismo. Sus amigos los representantes que hoy manejan clubes como Sergio Morales (con influencia en Audax y Coquimbo Unido), Raúl Delgado (Unión San Felipe), Ricardo Pini (Unión La Calera) entre otros, pueden convertirse en los escuderos de Antillo en su asalto final.

Nadie da puntadas sin hilo en este fútbol chileno. Ni siquiera al escribir en twitter. Nunca hay que olvidarse de eso.

El twitter de Lorenzo Antillo: