El “último baile” de Vidal: América se ilusiona y Boca pone condiciones

El club colombiano gestiona recursos para llegar al US$1,2 millones que puede ofrecer al crack de la Roja, mientras que en Argentina se dan plazo hasta el 25 para formalizar una oferta, aunque insinúan la idea de ofrecerle un contrato supeditado a los minutos que juegue.

Por CAMILO REY / Foto: ARCHIVO

El video difundido por las redes sociales de Arturo Vidal pichangueando con un equipo de cantantes urbanos no agradó a quienes manejan la imagen del crack. Y es que ese golpe de vista se produce justo cuando tiende a desatarse la difícil negociación con los clubes interesados por contar con el jugador que viene de una experiencia agridulce en el Flamengo y el Paranaense de Brasil y se repone de una operación que le impedirá jugar probablemente hasta marzo.

Luego del sutil y ya definitivo rechazo de Colo Colo a la posibilidad de entrar a la puja de ofertas por el volante, la operación se concentra en dos clubes importantes de Sudamérica que ven al “King” como un aporte futbolístico vigente para entusiasmar a sus millones de seguidores.

El más activo y cercano hoy a establecer un acuerdo con Vidal es el América de Cali, que incluso declara abiertamente sus pretensiones y ha ventilado en los medios las cifras en juego.

Y el segundo en la lista de espera, pero con menor fuerza y convicción, sigue siendo Boca Juniors, al que el nombre del jugador le sirvió de refuerzo de campaña al reelegido Juan Román Riquelme, autor de la frase marqueetera de que “Vidal es del ADN de Boca”.

De acuerdo a las versiones provenientes de Buenos Aires, “el club no está obsesionado ni ha descartado su nombre en forma definitiva”. Sin embargo, mientras cuadra los números del mercado, esperará hasta el cierre del libro de pases para ver cómo destina el único cupo de extranjero que tiene disponible.

ENTRE EL AMOR Y LOS MILLONES DE DÓLARES

La colombiana Sonia Isaza es la modelo y empresaria que tiene Vidal como pareja y, según los medios «cafeteros», sería un motivo más para que el ex Barcelona decidiera ponerse la camiseta del América.

Aunque el dueño y financista del club, Tulio Gómez, aseguró que “el amor mueve montañas y puede ayudarnos a traerlo al equipo”, su hija, la presidenta de los “Diablos rojos” le apunta más a los negocios que al corazón: “Las gestiones existen y nos gustaría definirlo pronto. Es un jugador que cuesta 1.8 millones de dólares al año y nosotros pondríamos sobre la mesa uno o 1.2 millones de dólares”, se sinceró con los medios colombianos.

En Argentina no hay romance más que con la hinchada de los “bosteros”, que les gusta como posible fichaje, pero la dirigencia saca cuentas diferentes. Primero, le pidieron plazo hasta el 25 de enero, cuando se cierra el registro de jugadores, para determinar si es el elegido como último extranjero y recién allí acordar sumas por la firma. Y luego, más allá de igualar o no el millón de dólares que es la base de la operación, inicialmente están dispuestos a hacerle un “contrato por producción”, de acuerdo a los partidos y minutos jugados.

Otras versiones vinculadas a un interés por su concurso salieron desde Paraguay, donde el Olimpia se sumó a los elogios por la trayectoria del crack de la “generación dorada” sin avanzar más allá en el planteamiento. Al fin, el “último baile de Vidal” se remite hoy a dos opciones claras y casi definitivas: entre Cali y Buenos Aires asoma la estación final de su recorrido.