“El VAR es al fútbol lo que el celular es al hombre moderno”

El ex árbitro y director de referato del Fútbol Joven, Osvaldo Talamilla, analiza las nuevas medidas anunciadas por la FIFA a partir de junio para adaptar el referato a las secuelas de la pandemia, y reconoce que “la llegada del VAR ha generado nuevas habilidades a desarrollar” por parte de los jueces.

Osvaldo Talamilla Lobe fue hasta enero director del área arbitral del Fútbol Joven de la ANFP, tras egresar en 1999 como el mejor de su generación y proyectarse al fútbol profesional como árbitro y juez asistente, incluso de categoría internacional FIFA. La visión de Talamilla sobre los efectos de la pandemia actual en el referato –especialmente a partir de los cambios anunciados por la International Board- se amplía y enriquece más en su condición de profesor de Historia y Geografía y máster en Gestión Escolar, lo que le permite visualizar esta adaptación como un proceso necesario y acorde a la “nueva normalidad” en las canchas.

– ¿Cuál de las medidas anunciadas tendrá mas impacto en el fútbol desde el 1 de junio?

– Más allá de lo que viene desde el 1 de junio, sin duda lo más revolucionario que ha habido en las reglas del fútbol es la incorporación del sistema Video Assistant Referee, o Videoarbitraje. Es un elemento que pone a prueba todas las capacidades humanas del equipo arbitral: inteligencia, habilidades, destreza, interpretación instantánea de la regla, y otras, versus la imagen, que es decisiva. Todo esto debe contribuir a la decisión reglamentaria. Todas las demás modificaciones que haya habido están subordinadas, en orden de importancia, a este gran cambio.  Quizás, no lo sabemos, la pasión que despierta este hermoso deporte, se sustenta en ese riesgo del acierto y del error de sus protagonistas, jugadores, entrenadores y árbitros. Ya que en jugadas ajustadas se han sustentado millones de conversaciones amables y otras no tanto, analizando ese gol imposible, esa atajada extraordinaria o, tristemente, un fallo arbitral. Eso ha nutrido sabrosamente toda la actividad del fútbol y, aunque no lo crean, la FIFA lo consideró como elemento de decisión importante en la implementación del VAR. Lo señala así la regla: «Si se tiene en cuenta que fueron necesarios muchos años de debate antes de dar el paso y explorar la posibilidad de tomar decisiones con ayuda de la tecnología sin romper el ritmo y la emoción prácticamente constantes del fútbol, se trata de una «revolución» que se ha gestado con extraordinaria rapidez”.

– ¿Habrá mayor interrupción del juego por el hecho de que los jueces deban consultar más al Var?

-Eso tendrá directa relación con la cantidad  de situaciones que sea necesario revisar en el VAR. Por lo tanto, dependerá de la ocurrencia de las 4 situaciones y si ocurren o no en el juego. Acotando un poquito más la pregunta, le puedo señalar que aún está en un proceso de adaptación de la operación completa, lo que requiere también una especialización de todo el equipo arbitral. La familiarización de todo el proceso y su posterior especialización técnica, requiere una frecuencia de uso que no ha concluido aún. Habrá que habituarse a la consulta y luego decidir este gol, penal, expulsión e identidad del jugador sancionado. Esta  adaptación, a la que hago alusión, no sólo es para árbitros; debe ser internalizada y, aunque suene frío, naturalizada por jugadores, técnicos, prensa, directivos, avisadores e hinchada en general, ya que de la madurez en la incorporación de esta tecnología, creceremos todos. Al respecto, se me ocurre una frase para graficarlo: el VAR es al fútbol lo que el celular es al hombre del Siglo XXI.

Desde junio se apicarán nuevas normas.

¿Al haber menos integrantes de árbitros del Var en la caseta por razones sanitarias, se pueden cometer más errores en esa instancia de apoyo?

-La condición humana aún no se conoce sin el error, quizás es lo que le hace humano. El error en el arbitraje estará siempre latente, porque ya ha habido decisiones a nivel mundial, que incluso con las imágenes en la mano no se ha tenido la absoluta claridad para sancionar de manera perfecta. Pero, sin duda, si hay más profesionales de la actividad observando una jugada, claro que la decisión será más consensuada. Eso tiene sus riesgos también, ya que al ser todos especialistas, el consenso puede ser tardío. Ante esto, nuevamente toma protagonismo la figura del árbitro, quien será el responsable de decidir la resolución. Y aquí me detengo un poco. La llegada del VAR ha generado nuevas habilidades a desarrollar y también, no lo puedo asegurar, habrá profesionales de la actividad que tengan mayor sintonía y sensibilidad ante la resolución vía imagen, que otros, que a lo mejor leen las acciones mucho mejor en vivo y de una vez. No lo sabemos.

– El número de 5 cambios y la mecánica de los mismos, ¿hará que el partido sea más interrumpido o influirá de qué manera en el juego?

-Esta modificación dice relación con la contingencia sanitaria mundial. Del punto de vista de la interrupción no incrementará una demora, ya que históricamente  teníamos sólo tres momentos posibles para la sustitución y ahora en esa misma cantidad de interrupciones podrán ingresar 5 sustitutos. Claro que deberemos agilizar el llamado desde la orilla, pues se requiere avisar quien sale; si un equipo hace sólo una interrupción, ysalen cinco e ingresan cinco, sería mucho más rápido que tres momentos. Lo mismo para dos momentos, donde entren 3 y 2. Lo más extenso en tiempo sería 1, 2, y 2. ( Lo señalo como ejemplo, en la realidad del partido, puede haber más variables). Sobre como influirá esto en el juego, al haber más jugadores con menor cansancio, pienso que habrá más velocidad promedio en las acciones. Aún cuando, estos últimos años el fútbol se ha convertido en un deporte de gran despliegue físico táctico. Sobre las formas de juego de cada equipo, son los técnicos quienes proponen sus formas de juego y ahí no opinamos.