El veterano Felipe Flores puso a Magallanes en la final de Copa Chile

El ingreso del delantero fue vital en la clasificación de la “Academia” a la final del torneo, porque no sólo anotó el gol de su equipo, sino porque se transformó en un dolor de cabeza constante para el fondo de Huachipato. En el global, el cuadro albiceleste se impuso por 2-1.

Por EDUARDO BRUNA / Fotos: AGENCIAUNO

Entró faltando veinte minutos y fue decisivo en la clasificación de Magallanes a la final de la Copa Chile. Y es que Felipe Flores, veterano delantero identificado con Colo Colo, no sólo abrió la cuenta a los cinco minutos de estar en cancha, sino que, reteniendo el balón, metiendo túneles y “canchereando” en más de una oportunidad, fue todo un incordio para Huachipato, que, más allá de igualar al final el partido 1-1, dijo adiós al torneo con un global de 1-2, tras la derrota experimentada a mediados de semana en el Estadio CAP de Talcahuano.

Tras un primer tiempo ligeramente favorable, en que la “Academia” tuvo o dos o tres oportunidades de anotar, contra ninguna de Huachipato, el elenco “acerero” experimentó una notoria mejoría en su juego en la segunda etapa. El cuadro de Mario Salas se había adueñado por completo de la pelota, sometiendo a Magallanes y metiéndolo cada vez más en su propia área.

Con el constante descuelgue del lateral Joaquín Gutiérrez, por la banda derecha, Huachipato comenzó a crearse esas oportunidades de las que había carecido por completo durante el primer tiempo. Si alguien estaba más cerca de abrir la cuenta, a esas alturas, era el elenco “acerero”. Pero como no se trata de cargar y de crearse ocasiones, sino que, de anotar, la prolongación del 0-0 ponía cada vez más cerca a Magallanes de hacer suya esta llave de semifinales y ubicarlo en la final, ya sea frente a Universidad de Chile o de Unión Española, los otros protagonistas que aún siguen en carrera.

Fue cerca del minuto 70 cuando el técnico “carabelero”, Nicolás Núñez, realizó dos cambios simultáneos que resultarían vitales en el desenlace del partido. Sacó a Gaínza y a un Salazar completamente anulado por la marca “acerera”, para mandar a la cancha a Thomas Jones por la banda derecha y a Felipe Flores por el centro del ataque.

Y fueron los recién ingresados los que armaron la jugada del gol albiceleste que ponía a su cuadro cada vez más cerca de una instancia que Magallanes no conoce desde 2011, cuando jugó la final de la Copa Chile frente a Universidad Católica y sólo cayó por lanzamientos penales. Un largo pase salido desde sus últimas posiciones fue capturado por Jones, que primero controló la pelota e hizo la pausa justa para saber qué hacer con ella. Y Felipe Flores, que amagó salir del área a esperar el eventual pase, como adivinando lo que haría su compañero optó por meterse, con tanto acierto que recibió completamente destapado ese balón que Jones filtró certeramente entre los centrales de Huachipato.

Con sutil toque de derecha, su pierna menos hábil, Felipe Flores batió completamente el desesperado achique del meta Yerko Urra, anotando un gol que acercaba más a Magallanes hacia una final que sólo viene a ratificar lo bien que ha hecho las cosas durante todo el año en el torneo de Primera B, con la primera opción de ganarlo para retornar a Primera después de más de tres décadas de deambular en lo que antes era denominado el Campeonato de Ascenso.

Producto de un gran pase profundo de Jimmy Martínez, Nicolás Baeza la agarró de sobrepique y, entrando el área, la puso de zurda en un rincón alto, imposible para el meta Tapia y para cualquiera. Con el 1-1, creció la tensión, porque Huachipato se jugó con todo sus cartas para obligar a una definición por penales.

Pero Magallanes aguantó a pie firme el asedio y, curiosamente, no encontró respiro en Villanueva, ingresado precisamente para tenerla. Lo encontró en un Felipe Flores veterano y canchero que hasta sacó de quicio a sus rivales, recibiendo constantes faltas que le permitían a su cuadro tener oxígeno e ir quemando tiempo de juego.

Más allá del esfuerzo de Huachipato, la clasificación albiceleste es irrefutable. Y aunque frente a quien sea su rival en esa final, de nuevo no entrará como favorito para quedarse con el título, lo hecho por Magallanes durante todo este año obliga a meterle unas fichas para ese trascendental partido.

PORMENORES

Copa Chile, semifinales, partido de vuelta.

Estadio: Municipal de San Bernardo.

Público: 2.213 espectadores.

Árbitro: Felipe González.

Magallanes (1): D. Tapia; M. Vásquez, G. Alucema, F. Piñero, N. Crovetto; T. Aránguiz, C. Gaínza, C. Cortés; N. Núñez, D. Salazar y Y. Zapata. DT: Felipe Núñez. Cambios: 61’, M. Vicuña por Crovetto y T. Jones por Zapata; 71’, F. Flores por Salazar y C. Villanueva por Gaínza; 89’, R. Díaz por Cortés.

Huachipato (1): Y. Urra; J. Gutiérrez, O. González, B. Gazzolo, M. Gutiérrez; J. Altamirano, C. Sepúlveda, J. Martínez; W. Mazzantti, M. Rodríguez y C. Martínez. DT: Mario Salas. Cambios: 58’, N. Baeza por C. Martínez; 68’, M. Cañete por Altamirano y J. Sánchez Sotelo; 80’, C. Torres por Sepúlveda.

Goles: 76’, Felipe Flores (M); 82’, Nicolás Baeza (H).

Tarjetas amarillas: Cortés y Zapata (M); Gazzolo, Sepúlveda, Cañete, Mazzantti y C. Martínez (H).

 

 

 

 

 

 

Magallanes tiene ilusionados a sus hinchas con la opción de regresar a Primera A y, además, con la final de la Copa Chile.