Detallan las complicaciones que tendrán los empresarios gastronómicos con el corte de agua en Santiago

Patricio Canobra es propietario del AlmodoBar y Le Tacón Tango Bar, locales ubicados en los barrios Bellavista y Lastarria, respectivamente. 

Por PEDRO LIENQUEO / Foto: ARCHIVO

A partir del viernes en la tarde hasta el domingo por la mañana habrá un corte de agua en Santiago Centro, Independencia, Providencia, Conchalí, Recoleta y Renca debido a la construcción de la Línea 7 del Metro.

Como la medida se hará un fin de semana, varios locatarios y comerciantes han mostrado su descontento, debido a que en esos días hay una gran afluencia de público en algunos barrios.

Uno de ellos es Patricio Canobra, empresario gastronómico de los bares AlmodoBar y Le Tacón Tango Bar, ubicados en los barrios Bellavista y Lastarria, respectivamente. Su dueño ha señalado que la planificación se le informó 10 días antes y que «ha sido una indolencia con la que operan las autoridades y las empresas que prestan servicios respecto de las necesidades que tiene la industria gastronómica y el momento que están viviendo».

«Somos generadores de empleos y responsables de muchos trabajadores. Articuladores también de muchas empresas y estamos en un momento muy crítico, donde tenemos que trabajar en una línea de flotación que, parece más bien, una cuerda floja. Todas estas pequeñas trabas van generando tremendos baches en nuestra operación, nos ponen al límite y en riesgo permanente sin que a nadie le importe y sin que nadie ponga atención en lo que significamos y lo grave que resulta para nosotros las medidas incorrectas y faltas de análisis», agrega.

Sobre si existió la posibilidad de realizar cambios en la fecha del corte de suministro de agua, afirmó que «las autoridades se relacionan con nosotros a través de las asociaciones gremiales. Han enviado cartas y han pedido apoyo para conseguir algo de sentido común en esta toma de decisión y trasladarla a otro momento, y no hemos tenido ninguna solución. La respuesta es que tenemos que acatar, dado que es una necesidad y corte mayor que no va a tener postergación».

Aun así, espera funcionar durante esas jornadas apegadas a la norma de que establece la Seremi de Salud. Por lo mismo, pretende instalar contenedores de agua de 2.000 a 3.000 litros con bombas, lo que sería costeado por él. «Nadie nos dijo las alternativas que nos permitan trabajar», afirma.

Canobra detalla que la pérdida mensual que podría tener en Le Tacón Tango Bar sería de entre un 10 y 15 por ciento y en el caso de AlmodoBar sería de entre un 20 a un 25%. «Los locales hoy casi no tienen utilidades, entonces más que pérdidas, es una recaudación que uno no logra concretar, por lo tanto, esto tiene que ver con lo que uno deja de ganar», asegura.

Además, el empresario detalla algunas complicaciones adicionales que ha tenido su negocio con la municipalidad de Providencia. «Debido a las decisiones atroces que ha tomado la municipalidad de Providencia, que han sido más devastadoras que en el período de la pandemia y del estallido social, con medidas como sacar la totalidad de los estacionamientos en las calles, lo que ha provocado que las ventas caigan más de un 50% y haya alejado a los turistas locales y extranjeros. Además, no se han tomado medidas que ataquen a la delincuencia», manifiesta.

Sobre cómo podría reponer lo que no recaudará en ambos locales este fin de semana, señala que «no hay manera de recuperarla».