En la V Región el tenis se bifurca. ¿Cuál es el camino correcto?

La ATV y Tour Tenis Quinta son las asociaciones que paralelamente operan en la zona. Según los estatutos de la Federación de Tenis, sólo una es válida. ¿Cuál es la solución? Los presidentes involucrados se refieren a este tema.

La Quinta Región es un lugar con historia tenística: en Chile, las primeras canchas de tenis surgen en Valparaíso, durante la década de 1880. En la última década del siglo XIX aparecen los primeros clubes, también en Valparaíso y Viña del Mar. Ya la semana pasada en Revista El Ágora nos referimos a la lamentable situación del club más antiguo de Latinoamérica, el LawnTennis. Hoy, esta zona se encuentra dividida entre dos asociaciones.

Actualmente, operan dos: ATV y Tourtenis Quinta, ambas reconocidas por el IND y constituidas bajo los parámetros establecidos, pero la que es reconocida por la Federación de Tenis de Chile (Fetech) es la Asociación de Tenis de Viña del Mar.

Según los estatutos de la Fetech (artículo quinto), “serán miembros de la Federación, las Asociaciones Regionales y los Clubes de Tenis afiliados a ella, cuyo objeto sea fomentar, organizar, coordinar y difundir la práctica del tenis en el ámbito regional y que gocen de personalidad jurídica. Existirá sólo una Asociación por cada región del país (hoy son 10, pero hay dos que no están afiliadas: IV y XIV), salvo el caso de la Región Metropolitana en que existirán dos (Oriente y Santiago)”.

Como contexto histórico, los últimos años no han sido los mejores, considerando casos como el de Gustavo Collins, personaje que tuvo que salir prácticamente arrancando de la Quinta Región, según un ex presidente de la Asociación de Tenis de la zona (Hernán Basagoitía), “se llevó hasta los computadores”, situaciones que distan de una linda realidad deportiva, con referentes como Nicolás Massú, o torneos de primer nivel como el ATP que se realizaba en el Club de Campo Las Salinas (finalizado en 2014) y torneos en todas las categorías con gran participación de competidores.

Para el presidente de Tourtenis Quinta, Gonzalo Serrano, “durante mucho tiempo la asociación que aglutinaba los clubes era la Asociación de Tenis de Viña del Mar. Sin embargo, con el paso del tiempo el manejo de los recursos no fue transparente y la decisiones tampoco eran democráticas. Llegó un momento en que la Asociación se servía de los clubes y no al revés, como debería ser el fin de toda asociación. Eso generó la salida de muchos de ellos y la conformación de Tourtenisquinta que comenzó como una entidad encargada de organizar el calendario de torneos y ranking de jugadores de categoría. Su constitución formal como Asociación en el IND se produjo el año 2017”.

“En la práctica, tourtenisquinta tiene registrado más de 1.613 jugadores rankeados, un promedio de 180 jugadores por torneo y un interclub en el que participan 16 clubes de toda la región. A pesar de eso, al no ser reconocidos por la Fetech, no podemos hacer torneos de menores, lo que es una lástima”, agregó Serrano.

Por su parte, el presidente de ATV, Milovan Kegevic, declara que “actualmente pertenecen a nuestra asociación los clubes de tenis Unión, Valle Dorado, Villa Alemana, el de Hans Jannaz, Los Aromos, Español de Recreo y ha trabajado también con nosotros el Inglés, que lamentablemente hace poco cerró. También se está en conversaciones con otros clubes, pero me gustaría reservar los nombres, porque es una cantidad importante de nuevos integrantes”.

René Guzmán, creador de TTQ, nos cuenta que su iniciativa “nace por la inquietud de los clubes de la región, que veían cómo la asociación de ese entonces (ATV) era un tentáculo más de Hinzpeter y su cofradía de corrupción. Lo que ocurría a nivel nacional también se daba a nivel local, donde la asociación era usada para sacar y tomar recursos a como diera lugar. Uno de los personajes más nefastos es Marco Sobarzo, quién llegó a formar parte de la directiva de la Fetech durante un tiempo”.

Kegevic reconoce que esta no es una situación nueva: “En años anteriores sucedió con la Asociación de Tenis Costa o Tour Tenis de Viña del Mar. Es positivo que existan muchas asociaciones que trabajen en beneficio de este deporte. Sin embargo, la ATV, de acuerdo a la readecuación de Chiledeportes, en la cual la Fetech pasó a ser la Federación Deportiva Nacional de Tenis de nuestro país, y por ello nosotros somos la Asociación Deportiva de Tenis Regional de la Quinta Región en el marco jurídico. Estamos afiliados a la Fetech, y por ello realizamos los torneos nacionales en distintas categorías”.

Para complementar este tema, la Fetech deja de manifiesto en sus estatutos (artículo noveno), las funciones de las asociaciones. Entre ellas, desempeñar, por intermedio de sus representantes, los cargos para los que sean designados o elegidos; asistir, por intermedio de sus representantes, a las asambleas y reuniones a las que fueren legalmente convocados; cumplir las disposiciones de los Estatutos y Reglamentos de la Federación y acatar los acuerdos; informar oportunamente la composición de su Directorio, además de dar cuenta oportuna de sus actividades deportivas.

“La situación se volvió insostenible, dado que incluso los torneos de categoría resultaban en desmedro económico para los clubes, por los altos cobros que realizaba ATV para la mantención del ranking. Nos reunimos y acordamos solicitar asamblea y la renuncia en pleno de la directiva de la ATV a mediados de 2016, a lo cual no accedieron. Posteriormente, decidimos generar un circuito paralelo de torneos categoría que se inició ese mismo año en Club de Campo Granadilla con una asistencia total de 118 jugadores”, complementa Guzmán.

Es importante señalar que el presidente de la Federación de Tenis de Chile, Sergio Elías, declinó referirse a esta situación, argumentando estar ocupado en labores deportivas durante el fin de semana.

Al no contar con la visión federada, en la cual uno de sus directores precisamente representa a la Quinta Región (Alejandro Roa), se les preguntó a los dos presidentes de asociación implicados: ¿Cómo subsanar este tema, más allá de cahuines y discusiones por redes sociales?

“Yo no participo de eso, no tengo tiempo, ni me interesa”, argumentó Serrano.

Como contraparte, Kegevic declara que “a título personal, lamentablemente el señor Serrano ha tergiversado un poco el tema del tenis en base a comentarios y cosas alusivas a nuestra asociación, las cuales no tenemos por qué tolerar. Existe un séquito de personas que siguen a este señor malintencionadamente, ninguneando y diciendo groserías. Denosta lo que nosotros queremos como deporte y tenistas. Hemos tenido bastantes problemas y no damos pie a este tipo de expresiones ni malos tratos, cosas que han quedado de manifiesto en las redes sociales”.

La medalla de la discordia

Uno de los debates que se han producido precisamente en redes sociales, fue la entrega de medallas mal confeccionadas durante un torneo junior organizado por ATV. Al respecto, Gonzalo Serrano aclara que “fue un reclamo que hice yo como apoderado, no como presidente de TTQ. Y es un asunto mucho más profundo, como se lo hice saber a Sergio Elías en un email: Mala difusión, programación y cambios sobre la hora, no había agua, no había kinesiólogo, un organizador que hacía de árbitro, dirigente y canchero, nadie vela porque los niños cumplan el reglamento, en fin. Todo esto por $16.000 a razón de cada participante”.

“Es fácil criticar, pero si uno multiplica el dinero de la inscripción, fueron 19 inscritos por 16 mil pesos, saca de los 300 mil pesos del total; los $220.000 que cuesta arrendar el club los tres días más canchas libres para los jugadores; $80 mil los árbitros, poleras que se entregaron a los ganadores, una caja de pelotas $60 mil; medallas mal grabadas $15 mil y te das cuenta de que incluso faltó dinero y nadie rescata eso, lamentablemente, hay gente malintencionada que sólo opina y no está donde las papas queman”, confesó Kegevic.

Específicamente, en el caso expuesto, Serrano dijo: “La medalla es un símbolo de lo mal que pueden hacerse las cosas. Nosotros tenemos publicado en la página las exigencias mínimas para hacer un torneo y, además, enviamos una encuesta de satisfacción. Es lo mínimo que debería exigir la Federación”.

“Hay temas que no deben influir, tenemos staff técnico, de árbitros, los cuales se preocupan del estado de las canchas.  Y en cuanto a las medallas y su revuelo, no nos interesa hacer la guerra a la otra asociación, no tenemos necesidad. Además, está mal guiada, por una persona a la que le interesa figurar. Entendemos hacia dónde se apunta, pero lo he dicho, la política es sin llorar: a uno le toca ahora y a otros más tarde”.

El sentir en TTQ es desarrollar un modelo que puede ser un ejemplo, “no pedimos recursos a la Federación y el aporte de los clubes a la Asociación es mínimo. Estamos para servir a los clubes y no al revés. Los niños participan en torneos de categorías, pero nos gustaría poder hacer torneos de calidad para ellos que sean reconocidos por la Fetech. No pedimos ni un peso, solo la validación”, es la petición de Serrano.

Opinión de la gente del tenis de la V Región

Las opiniones de quienes participan de diversas actividades raqueteras en Valparaíso y Viña, también se refirieron a lo que acontece en materia organizativa. “No entiendo mucho de estas dos asociaciones separadas. Sólo sé que ambas realizan torneos”, esboza Belus Prajoux, ex destacado jugador profesional, capitán de Copa Davis y Fed Cup.

El nuevo número uno del mundo ITF en tenis adaptado, Luis Viñales, agrega que “nunca es buena una división, porque instala dudas en temas de gestión, poca credibilidad y debilita el enfoque en cuanto a proyectos y el objetivo final que es la cultura deportiva. En consecuencia, provoca un derrumbe en la unión entre partners y dirigentes, el alejamiento de este deporte y, por sobre todo, debilita la ilusión de muchos tenistas, ya sean amateurs o profesiones, para seguir sus sueños”.

Viñales asegura no tener “ninguna inclinación. Si me dieran a elegir, mi respuesta sería apoyo el tenis por sobre todas las cosas. Tengo muy buenas relaciones con las dos asociaciones, ya que en ambas han tenido consideración por mi trabajo y mi persona, con invitaciones activas a torneos e inauguraciones. Desconozco el por qué se llegó a esto, pero por el bien del tenis espero exista una solución lo más pronto posible y así retomar el camino que nos haga bien a todos”.

Vicente Rivas fue también número uno de Chile en categoría 18 años, incluso es el N°3 nacional en ITF y ya cuenta con ponderación profesional: 2.916 (Ranking Tennis Tour). El oriundo de Valdivia describe su relación con ATV como “positiva, Milovan (Kegevic) generosamente me ofreció representar a la Quinta Región, ya que me conoce hace tiempo y hubo un problema con una Wild Card y me ofreció WC y todo pagado cuando se realicen torneos en la región, además de una ayuda económica que ya fue aprobada por la Municipalidad de Viña del Mar de $2 millones para cada uno de los representantes de menores, que se han retardado por un problema interno de la Municipalidad, pero están listos y los darán en poco tiempo”.

Rivas está esperanzado: “La Asociación está postulando a concursos públicos y esos fondos se les darán a los menores representantes de la Región, los cuales estarán en 60 días según lo comunicado por Milovan. Soy el único Junior que tiene hasta ahora ranking en categoría Tennis Tour  y quiero intentar ser un profesional. Milovan lo tiene claro y está apurando todos los procesos para que así sea. Él, como dirigente, se la juega de una manera increíble y estoy seguro de que pronto tendremos buenas noticias”.

Alejandro Nogue, jugador del Club Bosques de Montemar, nos comenta que «en los últimos dos años se ha visto un renacer en el tenis de la región gracias al trabajo que está realizando Tour Tenis Quinta. En años anteriores este deporte estuvo muy de capa caída, hubo división entre dirigentes, pocos inscritos en los campeonatos, mala organización, y eso desmotivaba a los jugadores. Hoy se están jugando torneos con casi 400 inscritos en todas las categorías y en toda la Región de Valparaíso están bien organizados.  Se mantiene un ranking actualizado, los campeonatos son competitivos y se ha generado un muy buen ambiente, porque ya nos vamos conociendo entre todos los jugadores”.

Proyecciones

En 2019, TTQ lleva 4 de los 16 torneos calendarizados y el interclubes 2018-2019 está en su fase final. En él participan los principales clubes de la zona: Estudiantes de Quilpué, Concón, Quillota, Peñablanca, Unión, Stadio Italiano, Mundial de La Calera, Siete Pinos, Lord Willow, La Estrella y Quintero.

ATV, gracias al apoyo de su head coach, Rodrigo Cortez, realizará torneos ITF senior y de menores, además de capacitaciones con Armando Molina, Juan Fernández y otras actividades deportivas y sociales, todas ellas basadas en un calendario de parte de la Fetech, el que según Kegevic “no se ha presentado y ello complica la planificación, incluso provocando tope de fechas”.

“Estamos un poco molestos como asociación, más aún con lo que están haciendo la otra asociación y Gonzalo Serrano, que es profesor universitario, de la Adolfo Ibáñez. Me llama mucho la atención la manera con la que ha manipulado y asociado gente. Eso creo no corresponde y es un gran problema. Somos adultos y creo que hay que manejarse bajo cierto respeto, valores y principios. El llamado es para él y la gente que lo sigue a tener un lenguaje adecuado por las redes sociales, porque creo que con eso le hacen un flaco favor al tenis”, es el análisis de Milovan Kegevic.

“Nosotros somos transparentes. Mantenemos en nuestra página web el libro de ingresos y egresos de la asociación y ello desincentiva el interés de personas inescrupulosas a formar parte de TTQ, ya que no maneja grandes sumas de dinero. Lamentablemente, los torneos federados siguen tomados por la ATV, que forma parte de la federación. Se han realizado intentos por incorporar a TTQ a la Federación, pero sin resultados. La ATV es tomada por Milovan Kegevic, quién se arroga la representación de la región. La calidad de los torneos que realizan está a la vista y solamente nos produce impotencia y tristeza saber que estos personajes aún permanecen en nuestro querido deporte”, es el sentir de René Guzmán.

“A pesar de ello tenemos confianza y una mirada positiva, toda vez que la respuesta de la gente es muy generosa cuando las cosas se hacen bien. Seguiremos trabajando por este deporte y las personas que disfrutamos en torno a él. Ojalá no se pierdan más canchas de tenis y, por el contrario, se construyan cada vez más, para que en un futuro cercano la práctica deportiva forme parte del quehacer de la juventud y la familia”, es el llamado de Guzmán.

En ello concuerda Alejandro Nogue: “Creo que falta una mirada desde el Estado y de la empresa privada para generar incentivos y que se mantengan los clubes de tenis. Si no, vamos a terminar en lo de siempre: sólo jugando fútbol en canchas de césped sintético. Así no nos vamos desarrollar de manera integral como un país deportivo. El tenis es un deporte apasionante, que tiene muchos seguidores, pero que requiere apoyo para que vuelva a florecer y dar alegrías como ha ocurrido antes en nuestra historia».

“Mi llamado es: comencemos un nuevo ciclo, sembrando un camino limpio para los que vienen detrás, con cosas tan simples como la unión, respeto y transparencia. Los invito a manifestarnos en una reunión claramente con altura de miras. Creo que no es tan difícil. Dejemos el mundo del tenis mejor de lo que lo encontramos. Y, por último, creo que es increíble lo que se puede lograr si no te importa quién se lleva el crédito”, concluyó Luis Viñales.