En prisión preventiva quedó sospechoso de femicidio

Sebastián Cabrera Soto fue acusado de asesinar a su pareja, la sicóloga Paulette Díaz.

Por EL ÁGORA / Foto (referencial): ARCHIVO ATON

En prisión preventiva quedó Sebastián Cabrera Soto, de 26 años, quien fue formalizado bajo la acusación de femicidio en la persona de su pareja, la tecnóloga médica y sicóloga clínica Paulette Margarita Díaz Vargas (33), hecho ocurrido la semana pasada al interior de un domicilio en Quinta Normal.

De acuerdo a las informaciones emanadas de la Fiscalia, el sospechoso tenía orden de alejamiento, luego que la víctima lo denunciara por violencia intrafamiliar.

Según la policía, el hecho ocurrió el pasado miércoles 25, cuando, de acuerdo a lo señalado por el subprefecto Óscar Alvarado, jefe de la Brigada de Homicidios (BH) Metropolitana, «cerca de las 21:30 horas, aproximadamente, al interior del departamento de la víctima, se genera una discusión entre víctima y victimario, la que finaliza cuando el imputado habría tomado un arma cortopunzante y le ocasiona varias heridas en la región cervical. Posterior a esto la persona se retira del lugar».

Tras el crimen, Cabrera Soto acudió a una unidad policial para denunciar haber sido víctima de violencia intrafamiliar, manifestando que su pareja lo quiso agredir con un cuchillo, arma que él le habría arrebatado para defenderse.

De acuerdo a lo indicado por el capitán Mauricio Barra, de la prefectura Santiago Occidente, luego de la denuncia, se le traslada «a constatar lesiones al centro médico más cercano y personal de Carabineros y personal médico se dan cuenta que tenía mucha sangre en sus vestimentas, lo que fue muy incongruente a su versión».

Vista la situación, Carabineros concurrió hasta el domicilio, donde se encontraba sin vida Paulette Díaz, por lo tanto Contreras fue detenido de inmediato como principal sospechoso del crimen.

Consultada por el caso, la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, señaló que «en nuestro proyecto de ley integral, incluimos varias medidas que mejoran el cumplimiento de cautelares, ya que, lamentablemente, más de un tercio de los femicidios se comete con medidas cautelares u otros tipos de apremios vigentes».