(VIDEO) En un festival de caídas, la de Curicó Unido es libre

Juan José Ribera renunció luego de que su equipo perdiera inapelablemente ante Ñublense por 3-0. Los curicanos completaron siete partidos sin ganar, siguen en el fondo de la tabla y su horizonte se ve cada vez más oscuro.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Fotos: AGENCIAS

Fue una tarde de caídas varias, algunas predecibles, otras impensadas. La primera, y la más preocupante, la que sufrió un camarógrafo de TNT Sports antes de que se iniciara el partido en el estadio La Granja, luego de que desde la “hinchada” local lanzaran una batería de objetos y fuegos artificiales que le provocaron quemaduras en un glúteo y trauma acústico.

TNT tuvo la segunda “caída” de la jornada: emitió un comunicado al respecto (“Condenamos sin excusas o justificación cualquier tipo de violencia y, en particular, la que sucedió hoy en el estadio La Granja. Uno de nuestros profesionales nuevamente ha sido agredido por fuegos artificiales…), pero no dio a conocer el nombre del profesional.

Las otras caídas se vivieron en la cancha. En primer lugar, la debilidad del cuadro local, que marcó a distancia incluso en plena área y dejó que los chillanejos se vieran como jugadores del Manchester City ante la pasividad de los defensas.

Ya a los 20 minutos, el partido estaba 0-2 y los curicanos no habían llegado una vez al arco de Nicola Pérez.

El partido también marcó el debut de Hernán Caputto en la banca de Ñublense. Y, al parecer, los casi tres años que llevaba sin dirigir en el torneo chileno le costaron otra caída, esta vez literal. A los 27 minutos, volvía de espaldas a la zona técnica cuando tropezó con un micrófono ambiente y se fue de espaldas, sin consecuencias que lamentar.

Un párrafo aparte para los goles, todos de gran factura técnica. El primero (3’) llegó luego de un saque lateral de Cerezo que rechazó Merlo con un cabezazo que empalmó Lorenzo Reyes con una volea infernal al segundo palo.

El segundo (20’), una jugada colectiva que culminó con un centro atrás de Cerezo en que Patricio Rubio anticipó al mismo Merlo para con una izquierda colocada batir a Cerda. Y el tercero, a los 70 minutos, en una pelota que perdió Bechtholdt en la salida, y Rubio alargó para la escapada en solitario de Ismael Sosa, quien superó la salida de Cerda con un suave toque de derecha.

La caída colectiva es la de Curicó, que venció por última vez en el campeonato el 16 de julio (2-0 a la UC), y que desde entonces ha logrado sólo dos puntos de los 21 en disputa (empates ante Copiapó y la “U”; derrotas contra Audax, La Calera, Huachipato, O’Higgins y Ñublense). Demasiado para no ver un abismo al final del camino.

La última caída no se esperaba, pese a los malos resultados: rato después de la derrota, Patricio Romero, presidente del club, informó que el técnico Juan José Ribera decidió renunciar y que la dimisión fue aceptada.

Juan José Ribera se suma a los técnicos que no terminarán la temporada: renunció tras la derrota ante Ñublense.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 24.

Estadio: La Granja, de Curicó.

Árbitro: Miguel Araos Riquelme.

Curicó Unido (0): F. Cerda; J. González, F. Bechtholdt, O. Merlo, R. de la Fuente; M. Sandoval, A. Barrios, F. Castro, C. Bustamante; T. Figueroa, D. Coelho. DT: Juan José Ribera. Cambios: 46’, F. Ortiz por Figueroa, S. Cabrera por Barrios y C. Zavala por Bustamante; 79’, J. Flores por González; 82’, Y. Leiva por Castro.

Ñublense (3): N. Pérez; B. Cerezo, E. Guerrero, N. Zalazar, J. Campusano; L. Reyes, R. Caroca, R. Cisterna; B. Oyarzo, P. Rubio e I. Sosa. DT: Hernán Caputto. Cambios: 57’, J. Leiva por Cisterna; 64’, L. Abascia por Guerrero; 73’, A. Vilches por Sosa y P. Aránguiz por Oyarzo.

Goles: 3’, Lorenzo Reyes (Ñ); 20’, Patricio Rubio (Ñ); 70’ Ismael Sosa (Ñ).

Tarjetas amarillas: Barrios, Coelho, J. J. Ribera, Sandoval y Bechtholdt (CU); Oyarzo, Campusano y Rubio (Ñ).