Entregan bonos a productores agrícolas del Maule y Ñuble afectados por las inundaciones

Agricultoras y agricultores damnificados por los sistemas frontales de junio y agosto recibieron entre un millón y cinco millones de pesos.

Por EL ÁGORA / Foto: MINAGRI

En Licantén y Curepto, dos de las comunas del Maule que resultaron más afectadas por los sistemas frontales de junio y agosto, comenzó la entrega de los bonos de rehabilitación productiva de un millón a cinco millones de pesos para agricultoras y agricultores que, tras las lluvias e inundaciones, vieron dañados sus cultivos.

Con la presencia de ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, y el director nacional de Indap, Santiago Rojas, fueron 281 productores de ambas comunas los que recibieron estos incentivos de rehabilitación que en total suman $791 millones. Estos recursos les permitirán comenzar a recuperar terrenos, sistemas de riego, siembras y cultivos, además de infraestructura y maquinaria agrícola necesaria para sus labores cotidianas.

En Licantén se entregó un total de $312 millones en beneficio de 92 pequeños agricultores y sus familias. A su vez, en Curepto los incentivos llegan a $479 millones para ir en apoyo de 189 productoras y productores.

El ministro Valenzuela destacó que en distintos sectores “hemos ido entregando desde el sábado, tanto usuarios Indap como no Indap, bonos de ayuda”. Resaltó que en el caso de Licantén, además, «hemos constituido junto al alcalde y la comunidad un comité de trabajo interministerial para ir ya repensando la reconstrucción inteligente”. La apuesta, dijo, es dar “resiliencia estructural a Licantén y podamos tener soluciones validadas por los ingenieros para que ayuden a que la agricultura continúe siendo sostenible”.

Los sistemas frontales de junio y agosto, que abarcaron desde Valparaíso a Biobío, ocasionaron importantes daños en la pequeña agricultura especialmente, dañando cultivos y siembras como verduras, hortalizas, frutales y cereales, resultado que ponen en jaque los sistemas productivos de miles de familias campesinas y el normal abastecimiento para el resto de la población.

“Hemos cumplido con el compromiso del Presidente Gabriel Boric. Esta semana comenzamos a pagar los incentivos de rehabilitación productiva. Este bono está orientado a facilitar la adquisición de bienes, insumos, maquinaria, reponer infraestructura y/o equipamiento productivo, u otros que se requieran, con la finalidad de iniciar un proceso de recuperación productiva de sus actividades silvoagropecuarias”, señaló el director nacional de Indap, Santiago Rojas.

Este miércoles la entrega de recursos e incentivos continuó en Parral, comuna en la que 79 pequeños agricultores recibieron bonificaciones para restaurar y reconstruir sus sistemas productivos dañados. Luego, las autoridades se trasladaron a las localidades de Ñiquén y San Fabián, para continuar con la entrega de bonos en la Región de Ñuble.