Estado de Chile deberá pagar importante monto a detenido durante la dictadura

Corte de Apelaciones de Valdivia ratificó sentencia dictada por el Primer Juzgado Civil de esa ciudad, obligando al Fisco a indemnizar con $40 millones al ciudadano Juan Carlos Panes Flández.

Por EL ÁGORA / Foto (referencial): ARCHIVO

El Estado de Chile deberá pagar $40 millones, a modo de indemnización, por concepto de daño moral, a Juan Carlos Panes Flández, por hechos ocurridos entre septiembre y octubre de 1973. El fallo fue dictado por la Corte de Apelaciones de Valdivia.

Panes Flández fue detenido el 27 de septiembre por efectivos de Carabineros, siendo trasladado al retén de Las Ánimas, lugar donde fue sometido a torturas y tratos inhumanos, para después ser ingresado a un centro de detención, donde estuvo recluido hasta el 12 de octubre de 1973.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada, integrada por las ministras María Elena Llanos Morales, María Soledad Piñeiro Fuenzalida, y el abogado integrante Alejandro Durán Roubillard, confirmó la sentencia recurrida por el Fisco, dictada por el Primer Juzgado Civil de Valdivia, y fijó la indemnización en la suma antes mencionada.

La sentencia de primera instancia, ratificada, estableció que: «Los artículos 1.1. y 63.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos consagran la responsabilidad del Estado por esta clase de ilícitos y queda sujeta a reglas de Derecho Internacional, las que no pueden ser incumplidas a pretexto de hacer primar otros preceptos de Derecho interno».

La resolución agrega que: «(…) no resultan aplicables a estos efectos las normas de Código Civil sobre prescripción de las acciones civiles comunes o de indemnización de perjuicios, pues ellas contradicen lo dispuesto en la normativa internacional».

La Corte rechazó también la excepción de reparación, alegada por el Fisco, fundada en que Juan Carlos Panes Flández ya había sido indemnizado con ocasión del otorgamiento de pensiones o de reparación de la Ley N 19.123 y sus sucesivas modificaciones, y en virtud de la Ley N 19.980, pues “ello contradice la normativa internacional antes señalada y porque el Derecho interno sólo es aplicable si no está en contradicción con esa preceptiva, de modo que la responsabilidad del Estado siempre queda sujeta a las reglas del Derecho internacional», agrega.

Para el tribunal de base, se dio por acreditada la existencia y entidad del daño moral.