Estados Unidos: Nancy Pelosi deja la presidencia demócrata

La veterana líder no aspirará a ningún cargo después de que el control de la Cámara pasara a manos de los republicanos.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien rompió una tradición de siglos y se convirtió en 2007 en la primera mujer en dirigir la Cámara de Representantes de Estados Unidos, dejará el liderazgo del Partido Demócrata.

La presidenta cameral desde enero de 2019 (y que antes había estado en la cima entre 2007 y 2011), a los 82 años decidió dar un paso al costado del partido después de haber estado en el ojo del huracán en las últimas semanas, y de que la Cámara quedara en poder de los republicanos.

“Con gran confianza en nuestro caucus, no me presentaré a la reelección para el liderazgo demócrata en el próximo Congreso. Para mí ha llegado la hora de que una nueva generación lidere el caucus demócrata que tan profundamente respeto”, dijo Pelosi en un discurso en la Cámara de Representantes, en la que se mostró muy emocionada.

“Estoy agradecida de que tantos estén preparados y dispuestos a asumir esta impresionante responsabilidad”, dijo Pelosi, quien seguirá representando a su distrito de San Francisco en la Cámara.

En sus declaraciones, la política advirtió que la democracia es “majestuosa, pero frágil” y dijo que los votantes en 2022 enviaron un mensaje al Congreso de que no respaldarían “a quienes apoyaran la violencia o la insurrección”…

También aplaudió que la Cámara se haya vuelto más diversa a lo largo de sus 35 años de carrera. Cuando entró en el Congreso, en 1987 había 12 mujeres en la bancada demócrata, y ahora hay 90. “Y queremos más”, dijo entre aplausos.

Su decisión se produce un día después de que los republicanos ganaran oficialmente el control de la Cámara en las elecciones de medio término, y tres semanas después del violento asalto a su marido, Paul, en su casa de San Francisco.

Se espera que el Partido Republicano tenga una mayoría muy ajustada después de que la “ola roja” no se materializara el día de las elecciones. Los demócratas desafiaron las expectativas históricas y obtuvieron mejores resultados de los previstos en las elecciones a gobernador, Senado y Cámara de Representantes.

Su decisión es coherente con la promesa que hizo hace cuatro años, de auto-limitarse el mandato después de que los demócratas ganaran la mayoría en 2018 y se convirtiera en la primera presidenta de la Cámara desde el legendario Sam Rayburn en reclamar la presidencia dos veces.

Ha habido un deseo silencioso entre los demócratas de base de elegir una lista de líderes más jóvenes para reemplazar a Pelosi, y a los otros dos principales líderes demócratas de la Cámara, el representante Steny Hoyer, de Maryland, y el representante Jim Clyburn, de Carolina del Sur, quienes también tienen más de 80 años.

Incluso aquellos que anteriormente se enfrentaron a Pelosi, elogian ahora su historial de dirigir su, a menudo dividida, asamblea en tiempos difíciles, con poco margen de error. Con sólo una mayoría de cinco escaños, la presidenta ayudó a sacar adelante los logros legislativos del presidente Biden: las leyes de ayuda contra la pandemia, la ley bipartidista de infraestructuras, una legislación que impulsa la producción de chips semiconductores y una medida que reduce los costos de los medicamentos recetados e inversión en programas climáticos.