Estados Unidos se queda solo defendiendo a su aliado Israel

Embajadora de ese país en la ONU fue la única que votó en contra de una declaración promocionada por Brasil que apelaba a pausas humanitarias del conflicto bélico. Joe Biden se abrazó con Benjamin Netanyahu en su visita a Tel Aviv.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAS

Estados Unidos se está quedando sin apoyo en su defensa a ultranza de su principal aliado histórico, Israel, al negarse a apoyar una resolución que pedía establecer pausas humanitarias y condenaba los ataques a los civiles de todas las partes.

Al presentar Brasil su resolución en Naciones Unidas, luego de negociarla y analizar concianzudamente su contenido para conseguir más votos a favor, sólo la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, levantó el brazo en el turno de los votos negativos.

El veto se unió a la decisión tomada el lunes por Thomas-Greenfield negándose a aprobar otra resolución más drástica, presentada por Rusia, y que pedía un alto el fuego inmediato. Entonces, la embajadora adujo como razón que el texto no condenaba las acciones terroristas de Hamás de manera explícita.

Sin embargo, la aportada por Brasil sí recogía esta demanda de Estados Unidos, rebajando además la solicitud de tregua a la de pausas humanitarias -es decir, no pedía parar la ofensiva israelí-, pero ni aun así fue suficiente.

Thomas-Greenfield dijo que faltaba en el texto una mención al derecho de Israel a defenderse.

Para la resolución presentada por Rusia el lunes Estados Unidos había contado con el apoyo de Francia y el Reino Unido, pero en la de Brasil se quedó solo, ya que Francia fue uno de los doce países que votó a favor de la propuesta brasileña y Reino Unido se abstuvo.

Luego que ambos países europeos se mostraran más cerca de Israel que de los palestinos, la magnitud de la destrucción causada en Gaza por los bombardeos israelíes parece haber disminuido ese apoyo.

Estados Unidos, sin embargo, se mantiene claramente del lado de Israel, como lo puso de manifiesto su presidente, Joe Biden, quien al llegar a Tel Aviv se fundió en un abrazo con el primer ministro Benjamin Netanyahu, en lugar del acostumbrado apretón de manos.

Incluso Biden llegó a negar la responsabilidad de Israel en el bombardeo del martes al hospital Al Ahli en Gaza, donde murieron casi 500 personas.

“En base a lo que he visto, parece que ha sido la otra parte”, indicó Biden previo a su reunión con Netanyahu.