Este Colo Colo no le gana a nadie

El cuadro popular completó ocho encuentros sin conocer la victoria. Esta vez, frente a O´Higgins, ni siquiera tuvo a Valdivia con las luces encendidas como para aspirar a algo más que al discreto 1 a 1 con que terminó el encuentro disputado en El Teniente, de Rancagua.

Con Valdivia con sus luces encendidas, Colo Colo no pasa de ser un equipo mediocre. Cuando el “Mago” no funciona, ya sea porque fue bien marcado o porque no estuvo en su tarde, Colo Colo sencillamente no existe, porque no tiene fútbol ni jugadores ni siquiera para transformarse en una expresión competitiva a nivel local. La hinchada alba tuvo una nueva comprobación de esa verdad a estas alturas irrebatible luego del pobre y lánguido empate 1 a 1 que conquistó el “Cacique” frente a O´Higgins, en el estadio El Teniente de Rancagua.

Digamos que este equipo de Tapia, a falta de cuatro fechas para que acabe el Torneo Nacional, enriquece jornada a jornada sus pésimos números.
De partida, suma ocho partidos sin ganar, considerando los encuentros caseros y aquellos de la Copa Libertadores. Su último triunfo data del 25 de agosto, por la fecha 21, cuando en el Monumental, y tras un partido horrible, superó por la cuenta mínima a Universidad de Chile.

En otras palabras, Colo Colo completa ya dos meses sin conocer de victorias. En ese lapso, cayó frente a Corinthians (1-2), Everton (2-4), Palmeiras (0-2), Antofagasta (3-4), Universidad Católica (0-1), y otra vez Palmeiras (0-2), para luego empatar frente a Unión Española y el elenco rancagüino por idéntico marcador: 1 a 1.

Esta vez, en Rancagua, Colo Colo no pudo sacudirse de su abismante mediocridad. Frente a un equipo tan discreto que en toda la segunda rueda del campeonato jamás ha podido sumar de a tres jugando en su casa, se pensó que era el momento para que el cuadro dirigido técnicamente por Héctor Tapia levantara cabeza. Que volviera a la victoria para, de ese modo, seguir manteniendo su cada vez más débil opción de clasificar a un torneo internacional para el año próximo.
Y otra vez no pudo ser. No porque O´Higgins jugara un gran partido; no porque se encontrara con un sinfín de oportunidades desperdiciadas ni con un arquero que lo tapó todo. Colo Colo simplemente no pudo porque, es tan poco lo que puede ofrecer, que cualquier rival se le para de igual a igual y hasta es capaz de superarlo por largos minutos.

Sin Paredes desde el pitazo inicial, Colo Colo mostraba en cambio el retorno a la titularidad del “Mago” Valdivia. Sólo que esta vez el talentoso volante albo no anduvo. Se quedó en exceso con el balón, porque pocas veces tenía a quien habilitar, y cuando llegó a tenerla sus pases carecieron de esa profundidad y precisión a las que nos tiene acostumbrados. Fue como si, ausente Opazo por la banda derecha, Valdivia sintiera la ausencia de su mejor socio para meter balones con ventaja e intención.

Por las bandas, Suazo pasó muy poco y Campos absolutamente nada.

Y es que la ofensiva alba mostraba una pobreza franciscana de recursos. Por la izquierda, Pinares se mandó un par de desbordes y sería, porque el resto fue, como siempre, enredarse y chocar. Por la derecha Morales, que seguramente jugó por el déficit albo de minutos en cancha con un juvenil durante este torneo, mantuvo su habitual rendimiento, es decir, una vez más fue cero aporte. Y lo de Lucas Barrios, finalmente, ya da para el estudio de analistas del fútbol y sicólogos. Simplemente porque no puede ser que este Barrios sea el mismo que se cansó de hacer goles en su paso anterior por Colo Colo. Que sea el mismo que, hace unos meses nada más, ganó la Copa Libertadores defendiendo la camiseta de Gremio de Porto Alegre.

Nos engañaron a todos. Este es el hermano de Lucas, un “clon” que resultó mal. No sólo porque olvidó controlar una pelota, no sólo porque la entrega frecuentemente mal, sino porque incluso en su hábitat natural -el área- sufre de una amnesia incomprensible llegado el momento de definir.

En Rancagua, es cierto, no tuvo muchas oportunidades. Pero tuvo una, en el minuto 86, que era mucho más fácil de concretar que de fallar. Peleó una pelota Valdivia, la ganó, y en uno de sus pocos aciertos se la metió profunda a un Barrios que arrancó solo. Con Pinto absolutamente jugado y vencido, la “Pantera” expidió un tímido remate que, además, pareció buscar el cuerpo del arquero.

O´Higigins, que desde la llegada del “Fantasma” Figueroa a la banca no ha perdido (dos empates, un triunfo), no necesitó hacer un extraordinario partido para primero equilibrar el juego de Colo Colo y luego, aprovechando un tiro libre, hasta ponerse en ventaja.

El balón de Ramón Fernández buscó el pivoteo del zaguero Avecedo y este se la bajó a Fuentes, el otro zaguero central, que en la boca del arco le ganó a la reacción defensiva alba para mandarla a las mallas.
En esos minutos de desconcierto albo, de clara desesperación e impotencia, al cuadro rancagüino le faltó un hombre de área que aprovechara las muchas licencias que daba el fondo del “Cacique”. Calandria cumplió un más que opaco partido hasta ser sustituido por Mazzola, que en los minutos que actuó tampoco justificó su presencia.

En el filo de la primera etapa, Colo Colo logró el gol que, al cabo, lo libraría de sumar una derrota más a las muchas que exhibe en su pésima campaña. Tuvo que ser un defensor -Insaurralde- quien nuevamente llegara a las mallas a falta de delanteros efectivos y capaces.

Si el primer tiempo ya había sido discreto, aunque jugado con intensidad, la segunda etapa fue derechamente mala. Abundó la imprecisión tanto como escasearon la calidad y el talento. Por ambos bandos.

A Colo Colo no lo ayudó ni siquiera el ingreso de Paredes. Con un “Mago” opaco, y compañeros que reciben un balón y devuelven un zapallo, el “Tanque” albo no tuvo ni una sola oportunidad como para colaborar con el triunfo de su cuadro y seguir acercándose al record de “Chamaco”.

PORMENORES
Torneo Nacional. Vigésimo sexta fecha.
Estadio: El Teniente, de Rancagua.
Público: 9.927 espectadores.
Arbitro: Felipe González.
O´HIGGINS: Pinto; Márquez, Acevedo, Fuentes, Cereceda; Oroz (85’ Espinoza), Vera; Salas, Fernández, Gutiérrez (74’ Muñoz); Calandria (68’ Mazzola).
COLO COLO: Orión; Campos, Zaldivia, Insaurralde, Suazo (85’ Pérez); Pavez, Valdés; Valdivia; Morales (58’ Paredes), Barrios y Pinares (69’ Fierro).
GOLES: Fuentes, a los 29’, para O´Higgins; Insaurralde (cabeza) a los 44’, para Colo Colo.
Tarjetas amarillas: en O´Higgins, Acevedo y Cereceda; en Colo Colo, Valdivia, Pérez, Pinares y Fierro.